ESCAPADA: Vacaciones en Florencia

Buenos días amigos,

Nuevamente un montón de días sin dar señales y nuevamente debido a que he estado ausente. En este caso, de vacaciones por Florencia (Italia) y tierras de la Toscana. Han sido cinco días intensos de turismo, cultura y desconexión que no sólo han servido para conocer sitios y lugares increíbles, sino también para encarar la recta final del año con más fuerza si cabe.

No me gustaría extenderme mucho sobre los sitios que he visitado pero si me parece interesante daros algunos trazos básicos ya que he visitado ciudades y lugares realmente aconsejables de no perderse. Florencia (Firenze), capital de la Toscana y cuna del Renacimiento europeo, me ha trasladado a historias o cuentos medievales y está llena de rincones sorprendentes, tanto desde el punto de vista cultural como, lo que es tan o más importante, de vida social. Podría recomendaros muchos lugares de interés, pero me quedaré con el Duomo de Sta. María del Fiore con la inmensa cúpula de Brunelleschi, el Baptisterio, la Piazza della Signoria con el Palazzo Vecchio, los paseos a lo largo del Arno y el Ponte Vecchio, y la Basílica de San Miniato al Monte desde donde se pueden contemplar las mejores vistas de la ciudad, sin duda.

Pero no sólo la capital es recomendable, sino más aún el resto de la región. La Toscana tiene unas fotografías y paisajes alucinantes, en los que se mezclan los bosques de pinos y cipreses, con los de castaños, y con los campos de olivares y trigales. Lo más sorprendente es el juego de colores que se puede admirar en toda la zona, y eso que no lo he visto en verano, época en la que dicen que es más impactante. El paso de este tipo de paisaje a la cercana media montaña de los Apeninos también es digno de no perderse.

La magnificencia de Florencia me la esperaba. No así Siena que ha sido un verdadero descubrimiento, a pesar de las inclemencias atmosféricas del día. Se trata de un burgo, encarnación de la ciudad medieval, situado entre tres colinas y Patrimonio de la Humanidad. Entre sus innumerables callejuelas y callejones, se pueden admirar su Duomo gótico con un conjunto de mosaicos impresionantes que inundan la totalidad del suelo de la catedral, o el Palazzo Pubblico en la espectacular Piazza del Campo, donde dos veces al año se celebran las famosas carreras de caballos el Pallio delle Contrade entre los 17 barrios de la ciudad. Alrededor de Siena y atravesando la campiña toscana se encuentran otra serie de pueblos interesantes, entre los que destacaría San Gimignano, pequeña ciudad amurallada que conserva una gran colección de torres medievales y también declarada Patrimonio de la Humanidad. Por último, también hemos estado en Pisa, intentando enderazar su famosa Torre inclinada, situada en el Campo dei Miracoli donde en pocos metros cuadrados se encuadra un conjunto realmente impactante de monumentos por su cercanía y visibilidad, entre los que me sorprendió el Camposanto y el Duomo.

Por todas estas razones y algunas más un lugar realmente aconsejable de visitar al menos una vez en la vida. Espero volver pronto por allí para descubrir más secretos de la Toscana.

Un abrazo

PD: En breve en la sección de fotos tendréis algunas fotos de estas vacaciones, así como de la escapada a Baéza de la semana pasada.

No hay comentarios: