Las Películas de la Semana: "Un Poco de Chocolate", "Bienvenido a Farewell-Gutmann" y "Camino"

Buenas tardes amigos,

Después de un tiempo sin comentar películas vuelvo a la carga. La primera película de esta semana es "Un Poco de Chocolate", el debut detras de las camaras de Aitzol Aramaio. La historia, basada en la novela "Un tranvía en SP" de Unai Elorriaga (Premio Narrativa 2002) cuenta la historia de una pareja de hermanos, ya en el final de sus vidas, que se encuentran con un solitario joven que ha dejado atrás a su familia y sólo posee su acordeón. El argumento se asienta en la nostalgia de Lucas, un anciano con problemas de memoria - Héctor Alterio (Vientos de agua, Kamchatka, El último tren) y María, su hermana - Julieta Serrano (Pepi, Luci, Bom..., Mujeres al borde..., La mirada violeta) a través de una mirada dulce a esos últimos momentos de la vida. Su actitud contrasta con la del joven Marcos - Daniel Brühl (Good bye Lenin, Cargo, Salvador). A pesar de algunas carencias (como el personaje de Roma - Barbara Goenaga), la música de Bingen Mendizabal es maravillosa, así como la fotografía del puerto viejo de Algorta, y, sobre todo lo demás, la actuación de Héctor Alterio, como siempre (7 sobre 10)

"Un poco de chocolate":
LO MEJOR: La simpatía de los personajes interpretados por Alterio y Serrano, a pesar de los problemas que puedan tener nunca le pierden la sonrisa a la vida.
LO PEOR: A pesar de que se busca un ambiente costumbrista, a veces torna en demasiado meláncolico y simple.
UN ACTOR/ACTRIZ: Héctor Alterio
UNA FRASE: "Las cosas que he hecho contigo, sólo las he hecho contigo"
UN LUGAR: El puerto viejo de Algorta (Getxo)
UNA CANCIÓN: "Bizkaiko Dantzak" (tradicional)

La segunda película en esta semana netamente de Cine español, es "Bienvenido a Farewell-Gutmann" del, otro, debutante Xavi Puebla. Siempre es bueno que aparezcan nuevos directores y guionistas en el panorama nacional, aunque el resultado final no sea del todo satisfactorio como en este caso. La historia sigue la moda introducida por películas como "El método", "Casual day" o "Smooking room" de dramatizar el mundo interno de las empresas. En este caso a través de la lucha de 3 empleados por ocupar la vacante del director, recientemente fallecido. A pesar de que la idea puede tener interés, los personajes se quedan en una mera caricatura y uno no sabe si reír o llorar durante toda la película. Además, los escenarios y la fotografía son deprimentes y simplones, lo que hace más obtusa aún la narración. Sin embargo, los actores (como ocurría en "Casual Day") salvan en cierta medida la película. Se trata de Adolfo Fernández (Todos estamos invitados, Mujeres en el parque), Ana Fernández (Solas, Historia de un beso, Sin ti) y Lluis Soler, en el papel de los 3 rivales por el puesto de director, y Sergio Caballero (Faltas leves) en el de aspirante a ocupar el puesto de los anteriores (4 sobre 10).

"Bienvenido a Farewell-Gutmann":
LO MEJOR: El juego y paralelismo entre las entrevistas que realizan los 3 aspirantes y aquellas en las que ellos son los entrevistadores (para ocupar su posible vacante).
LO PEOR: La lentitud y la falta de color y movimiento en los escenarios.
UN ACTOR/ACTRIZ: Lluis Soler
UNA FRASE: "Creo que lo ha dicho bien claro" "¿El qué? Lo del Dios inercial o lo del mono gilipollas"
UN LUGAR: El ascensor (que representa el deseo de ascender de los protagonistas)
UNA CANCIÓN: Ninguna, siguiendo la moda actual, la película sólo tiene música de fondo.


Para terminar con este repaso semanal al Cine nacional, me quedo con la mejor de las 3 películas comentadas esta tarde: "Camino" de Javier Fesser (El milagro de P.Tinto, Mortadelo y Filemón). Ya comenté algo en la resaca de los Goya de este año, donde fue la gran triunfadora de la noche, pero todavía no había visto la película, cosa que hice este sábado. Antes de entrar en mayores detalles, se merece un aplauso el intento por parte del director de hacer cosas nuevas y salirse de los caminos argumentales y visuales habituales, ya que mezcla la realidad (se basa en la historia real de la niña Alexia González-Barrios que murió a los 14 años de cáncer) con la fantasía y elementos oníricos (en los que Fesser se mueve como pez en el agua). En pocas palabras, la película es una crítica, honda y dura, sobre el totalitarismo religioso, enfocado en el Opus Dei. Intentaré ser lo más objetivo posible (teniendo en cuenta que mi opinión sobre las religiones totalitarias, y sobre el Opus Dei en particular, está bastante asentada y es claramente contraria a estos). La película te deja totalmente sin palabras, provocando sentimientos contrarios de atracción y repulsión a partes iguales. Y lo consigue, no tanto por el tema que trata, sino por la actuación de la mayor parte del plantel. Destaca sobre el resto la niña, Nerea Camacho, y su madre, Carmen Elías (Los aires dificles, Morir o no) que consigue que acabes la película con ganas de matarla a ella. Ambas se llevaron sus respectivos Goya en la última edición, al igual que Jordi Dauder por su papel de sacerdote egoísta y manipulador (aunque en este caso no estoy tan de acuerdo con el Premio). Los únicos puntos más bajos de la película son su excesivo metraje y algunos momentos de regodeo (tanto en la enfermedad de la protagonista como en la crítica hacía el Opus). Además, la selección musical (tan olvidada en la mayoría de películas en la actualidad) también es sobresaliente, destacando Russian Red, entre otros. En general, una película buenísima, aunque dura y cruda. Cine que hace que salgas de la sala enfadado y que te cueste dormir esa noche. Para bien o para mal, se agradece siempre ese tipo de cine (8 sobre 10)

"Camino":
LO MEJOR: La actuación coral de los protagonistas. Desde la niña, pasando por su familia y curas que la rodean, hasta los compañeros de clase de la niña, destacando su mejor amiga (de lo mejor de la cinta)
LO PEOR: Los momentos "gore" de algunas operaciones, demasiado explícitos.
UN ACTOR/ACTRIZ: Carmen Elías
UNA FRASE: Hay varias pero quizá la más lapidaria es "¿Quieres que rece para que tú también te mueras, mamá?"
UN LUGAR: Pamplona, aunque en este caso no salga muy bien parada, siempre es un placer ver imagenes de la vieja Iruña
UNA CANCIÓN: "The morning after" de las Hnas. Llanos (Dover) en acústico.


Hasta la próxima semana. Un abrazo

No hay comentarios: