UNA DE DEPORTE: 6 Naciones de Rugby

Hola amigos del deporte,

Este fin de semana ha finalizado el Torneo de las Seis Naciones de Rugby que anualmente enfrenta a las selecciones de Escocia, Francia, Gales, Inglaterra, Irlanda e Italia. El rugby es un deporte minoritario en nuestro país, pero en los países de tradición rugbística es casi una religión. Por mi parte, se trata de un juego que siempre me ha atraído y que sigo con bastante frecuencia, sobre todo durante los eventos más señalados como es el caso. ¿Por qué? Me imagino porque conjunta fuerza con inteligencia, lucha con habilidad... y todo ello en un marco de nobleza extrema que hace que los jugadores cuando acaban un partido sean capaces de irse con los del equipo contrario a tomarse algo (os reto a que me digaís otro deporte profesional en el que eso suceda...).

Este año el vencedor del Torneo ha sido la selección de Irlanda. Y no sólo ha ganado el Torneo (el que más puntos consigue en los 5 partidos que se disputan) sino que se ha llevado también para la Isla la Triple Corona (por haber ganado a los otros 3 equipos de las Islas Británicas) y el Gran Slam (por quedar invicta y ganar los 5 partidos). Lo ha hecho por segunda vez en su Historia (la anterior fue hace más de 60 años, allá por el año 1948) y, lo que casi convierte en gesta esta hazaña, contra todos los pronósticos ya que casi nadie daba como favoritos a los chicos del trébol. Lo ha hecho ganando el último partido por 15-17 en la conocida como la "Guarida del Dragón" (el estadio del Millenium de Cardiff, Gales), ante el máximo favorito antes de comenzar el Torneo, gracias a un drop (patada entre palos en jugada para los no iniciados en este deporte...) a falta de 2 minutos de O'Gara. Es decir, con toda la tensión y emoción de este deporte llevada hasta el máximo y con el empuje y el apoyo de más de 15000 irlandeses en el propio estadio, de toda la isla desde sus televisores y del mismisimo San Patricio (patrón de Irlanda) que insufló aire a dicha patada y posteriormente freno un intento similar por parte de los galeses que habría supuesto la derrota de los irlandeses (me apropio del simil utilizado por el periodista Fermín de la Calle en su crónica del partido para el Diario As de ayer domingo... por cierto, recomendabílisimo blog el suyo sobre el Rugby tanto por su contenido como por su estilo literario, algo poco común en la prensa deportiva nacional).

Vaya por delante que en parte me siento también ganador ya que, desde 1995 que pisé por primera vez ese maravilloso y acogedor país, me siento 50% irlandés de corazón. Luego la alegría ha sido mayúscula con esta victoria. Supongo que dicha alegría inundará desde la noche del sábado toda la isla (y digo "toda" porque el rugby es el único gran deporte de selecciones en el cual juegan bajo el mismo equipo las "dos" irlandas, la católica e independiente Eire, y la protestante y británica Irlanda del Norte, otro aspecto positivo y a valorar sobre este deporte). Además, se trata de un triunfo para una generación maravillosa de jugadores irlandeses, encabezada por su capitán O'Driscoll, y que completan nombres como el pateador O'Gara, el cerebro Stringer, el gigante O'Connell, o los Best, Murphy, Horan, O'Callaghan, Hayes, Flannery, O'Leary o D'Arcy, que desde el año 2003 han estado rozando este triunfo (hasta en tres ocasiones se les escapó de las manos tras ganar la Triple Corona y perder ante Francia). Por esta vez, la fortuna ha devuelto la gloria a unos jugadores que se lo merecían. Y esto no ocurre siempre.

Por todo ello, espero que el verde y el trébol (símbolos de esta nación) cubran los campos y ciudades de Europa, que salgan a las calles las gaitas, arpas y tambores gaélicos, que se engalane a San Patricio, que todos los irlandeses y amantes de ese bello país olviden las crisis económicas y el resurgimiento del terrorismo, y que la bandera tricolor de las 4 provincias ondee libremente en todas las casas de la Isla porque los leones de Munster y Leinster (las dos principales potencias del rugby irlandés) han realizado una gesta para el recuerdo. Pero sobre todo... que corra la Guinness porque los heroes del 48 (Reid, Kyle, Daly, O'Flanagan...) ya pueden descansar tranquilos habiendo visto que tienen dignos sucesores (algo así como lo que ocurrió en España con la Eurocopa del pasado verano, para que nos hagamos una idea). Hurra por los hijos de Cu Chulainn!!!

Un abrazo y hasta pronto

3 comentarios:

JonTxu dijo...

"(os reto a que me digaís otro deporte profesional en el que eso suceda...)."....

pues.... EL MUS !!
es más, tomas algo durante la partida! ;)

un abrazo Maroto!

Ander dijo...

Ahí le has dado... aunque profesional no es mucho... y muchas veces no acabas muy amigo de tus rivales e incluso de tu propio compañero jejeje

Un abrazo Jontxu

Iñigo dijo...

Pues tengo un mono terrible de jugar al mus con unos pacharancillos. Llevaré dos o tres años sin jugar pero esto es como andar en bici y me&me os seguiríamos ganando cómodamente.

Hala, a empezar bien el día aunque prometa ser infernalmente caótico y sin respiro.