EN VIVO: Azkena Rock 2009

Buenas tardes amigos,

Todavía renqueante del intenso fin de semana pasado por tierras gazteiztarras, aquí va la crónica de este pedazo de festival que se montan para los amantes del buen rock and roll, punk, soul y blues (os aseguro que no hay nada parecido en el resto del amplio y variado abánico de festivales que pueblan la península en los últimos años...)



Vaya por delante que por motivos de trabajo no pudimos llegar a la primera jornada del Festival, la del jueves 14 de mayo, lo que supuso que no pudieramos disfrutar, por ejemplo, de la increíble Juliette Lewis y su nuevo grupo, o The Breeders entre otros artistas que tocaron ese primer día. Casi 8000 personas (según las cifras oficiales) sí que pudieron hacerlo, sin embargo.


El viernes (y después de madrugar un poco y de sufrir el atasco habitual de la salida de la capital) sí que pudimos saborear desde primera hora de la tarde todo lo bueno que nos iba a deparar este ARF 2009. Llegamos justo a tiempo de ver a Dr. Dog en el escenario Ron Asheton (comúnmente conocido como la carpa...) y a The Fabulous Thunderbirds en el escenario Lux Interior (el grande). Con el sol todavía castigando nuestras cabezas y la gente todavía sin llenar el maravilloso recinto que acoje este festival (mogollón de zonas verdes para descansar, buenos WCs y servicios en general, a 10 mins del centro de la ciudad, sin tener que pasar casi ni una cola ni media ni en entradas ni en tickets de bebida y comida...), los primeros sonidos blues y soul iban emergiendo. Y casi sin tiempo para asimilarlo llegó la primera gran sorpresa que he podido llevarme en este ARF, Eli "Paperboy" Reed. Se trata de un grupo entre medias de The Commitments y los Blues Brothers, pero con un cantante que llenó el escenario durante los aproximadamente tres cuartos de hora que duró su actuación, acompañado en todo momento de una banda de unos 9 músicos increíbles que hicieron que el buen rollo empezará a correr entre los todavía pocos asistentes a esas horas de la tarde. Totalmente recomendables... Posteriormente, vimos a UK Subs (los antiguos Suburbians), un clásico del punk-rock británico de finales de los 70s, que vino a sustituir a Bad Brains, que causaron baja del cartel a última hora. Y luego vino uno de las actuaciones más esperadas, al menos por parte de los que como yo hemos crecido escuchando las pocas canciones (gracias a nuestros padres) que hicieron The Zombies a lo largo de su corta pero impactante historia musical, sobre todo gracias a su album "Odessey & Oracle". Luego un poco de descanso mientras veiamos a Soul Asylum, porque después llegaba el verdadero plato fuerte del ARF 09, The Black Crowes. Uno de los auténticos mitos del rock-folk americano y que lamentablemente se dejan ver poco fuera de su país. Casi 15000 personas pudimos disfrutar de su más de hora y media de concierto (según nuevamente las cifras oficiales, aunque yo sé de buena tinta que había más gente dentro que entradas vendidas jejeje...). La noche la cerraron otra de las gratas sorpresas que me llevo de este festival, los japoneses Electric Eel Shock, tres jovencitos que no pararon de saltar y de transmitir buen rollo a los que aún seguían en pie después de todo el día.

Y el sábado, último día de festival, aún había tiempo para seguir disfrutando de la buena música que ha caracterizado a los tres días del mismo, así como del buen ambiente que reinó en el recinto de Medizabala durante todo el fin de semana. En concreto (y a pesar de habernos perdido a gente como Johnny Kaplan o Mike Farris durante las primeras horas de la tarde...), pudimos disfrutar de los sempiternos Molly Hatchet o de los sorprendentes (por su mezcla de sonidos guitarreros a los primeros Oasis y de juegos vocales) The Soundtrack of Our Lives. A partir de ahí, nuevamente los platos fuertes de la noche, empezando por los Fun Lovin' Criminals (seguramente uno de los conciertos del festival, sin duda...). A estos les siguió uno de los mitos vivientes del heavy metal: Alice Cooper. Acompañado de una banda de músicos espectaculares, el viejo AC no dejó de mostrar toda su parafernalia en el escenario que acompaña habitualmente a sus actuaciones, incluido un impactante momento en el que llegó a ahorcarse en el escenario. Y sin más tiempo para el descanso, cerraron el cartel de este ARF 09 otro de los mitos vivientes de la música, en este caso del punk-rock, The Toy Dolls que consiguieron algo realmente díficil, y es que después de 3 días de música ininterrumpida, los más de 10000 espectadores que todavía aguantaban allí no pararan de saltar y bailar durante toda su actuación. Un brillante broche a un brillante festival.

Ah, que no se me olvide y para que tomen nota otros festivales nacionales, el sonido fue espectacular durante los tres días. Sin necesidad de grandes altavoces ni de dejar sordo a nadie, la música se escuchó a la perfección y la calidad de todos los músicos que pasaron por los dos escenarios del festival pudo mostrarse en todo su abánico. Un placer para los oídos...

Sin mucho más, sólo me queda decir que habrá que repetir en años venideros.

Un abrazo

No hay comentarios: