El Señor de los Anillos: Pau Gasol

"Tres anillos para los reyes elfos bajo el cielo. Siete para los señores enanos en casas de piedra. Nueve para los hombres mortales condenados a morir. Uno para el señor oscuro, sobre el trono oscuro. Un anillo para gobernarlos a todos. Un anillo para encontrarlos..."

De esta maravillosa forma comienza la narración de "El Señor de los Anillos" de J.R.R. Tolkien, seguramente la novela más importante de la Literatura Fantástica, y uno de los libros más leídos y traducidos, independientemente del género. De esta forma también iniciaba su comentario Ramón Trecet en las vísperas de la posible consecución del anillo de la NBA por parte de Gasol (en su maravilloso blog 13t que suelo seguir habitualmente...). Y de esta forma comienza esta entrada para hablar de uno de los hitos más importantes del deporte español, y el baloncesto en particular.


Esta mañana nos hemos levantado (aquellos que directamente no hayan trasnochado para seguirlo en directo...) con la extraordinaria noticia de que esta noche Pau Gasol se ha hecho con el título de Campeón de la NBA con los Angeles Lakers, tras vencer claramente en el quinto partido de la serie final a Orlando Magic y cerrar dicha serie con un contundente 4-1. Para aquellos que no dominen el mundillo de la NBA, a los campeones se les entrega un anillo enorme de joyas. No es de mithril, como el de los reyes elfos, pero se le asemeja mucho. Y como un elfo se ha comportado Pau Gasol desde sus comienzos. No sólo se ha convertido en el primer español en lograrlo (llegados a este punto no me puedo olvidar de Fernando Martín, el pionero en estas cosas y en una época en la que las cosas no eran tan fáciles como ahora para los extranjeros en la NBA...), sino que este título se suma a la friolera de títulos y premios ya cosechados... Campeón del Mundo en 2006, Campeón del Mundo Junior, Campeón de la Liga ACB (dos veces), Campeón de la Copa del Rey de Baloncesto, siendo MVP de la misma, Subcampeón de Europa (dos veces) en 2003 y 2007 y bronce en 2001, Rookie del año en la NBA...

Y decía que se ha comportado cual elfo silvanesti porque no ha sido un combidado de piedra en este título de los Lakers, sino que su actuación (junto con la de otros, como el montaraz Kobe Bryant, elegido MVP de estas finales, y bajo la dirección del mago Gandalf, señor de los anillos con 10!!! Jackson) ha sido realmente clave en dicho triunfo. Primero, por sus números: 18 puntos, 10 rebotes, 3 asistencias por partido durante los play-off; segundo, por su versatilidad y habilidad en el juego interior (decía ayer el GRAN, con mayúsculas, Magic Johnson que está al nivel de Duncan o Garnett, auténticas leyendas del baloncesto mundial) que le hicieron primero dar el salto desde Memphis a Los Angeles y luego ganarse el respeto de toda la prensa y público angelinos. Pero, y casi más importante, por el efecto que sus victorias contra el oscuro Sauron Dwight Howard (señor y dueño de las huestes oscuras de los Magic) en la tierra media de la pintura, han tenido sobre el desenlace final de esta historia. Por supuesto que, como en toda aventura épica que se precie, el héroe no podría haber conseguido la victoria final sin el concurso de algún secundario de lujo (recordemos el papel del enano Fischer en el cuarto partido o del kender Ariza en algunos momentos de la serie), sin algún que otro fallo (siempre aparecen) del malo malísimo de la película (como los tiros libres de Howard o la ausencia de falta en la última jugada del cuarto partido), y sin la suerte que acompaña habitualmente a los protagonistas de estas historias.

Por todo esto, hoy es un gran día para el baloncesto español, y para el deporte en general (quién nos hubiera dicho allá por los años 80s que tendríamos al número 1 del tenis mundial, a un campeón de la NBA, a la selección eurocampeona de fútbol, a los campeones del mundo de balonmano y fútbol sala, a campeones del mundo en motociclismo y Formula 1...) Hoy se han hecho realidad los deseos de aquellos hobbits (siguiendo el simil del Señor de los Anillos, pero también por su estatura media...) de los años 60s, como Brunet o Emiliano; de los caballeros de solamnia que surgieron en los 70s, como Díaz Miguel; de los jinetes de Rohan que se ganaron la plata de Los Angeles (otra vez, esa ciudad...) en 1984, Epi, Corbalan, Romay...; y, sobre todo, de aquellos chavales de Lisboa que también han puesto su granito de arena para que el baloncesto español esté en lo más alto del pabellón mundial, al nivel de los grandes Dioses del olimpo NBA.



Ahora que ya ha ganado un anillo, sólo me queda desearle suerte cara a los próximos Europeos (uno de los pocos títulos que se le resisten aún) y a las Olimpiadas de Londres 2012. Ah, que no se me olvide, y que se vaya de los Lakers a un equipo de verdad, como los Celtics... que menudo año llevo de felicitaciones a equipos que odio jejejeje

Y pensar que somos de la misma generación...

Un abrazo

3 comentarios:

Alex dijo...

Hola Andrés,
Soy Alex, responsable de participación de MARCA.com. Gracias por la referencia al blog de Ramón. Nos encanta leer que a un lector le gusta uno de nuestros contenidos.
Un abrazo desde la redacción y nos vemos en 13t.
:)

Ander dijo...

Hola Alex,

No hay de qué... Sigo a Ramón (y a otros como Santi Segurola...) desde hace años, y es un placer poder contar con ellos y leerlos en vuestra página

Un abrazo

Viagra Online dijo...

hola, me encanto el post creo que es genial, esta muy interesante y divertido, creo que es un gran salto de superación de este blog, los felicito, y sigan haciendo articulos de esya indole!!!