ESCAPADA: International Conference of RESER en Budapest (Hungría)

Buenos días amigos,

Hacía tiempo que no escribía nada sobre viajes o escapadas y ya tenía ganas de poder hacerlo. Y qué mejor forma para hacerlo que hablando de una de las joyas que tenemos en Europa: Budapest. He tenido la suerte de pasar casi una semana por tierras húngaras a raíz del International Conference of RESER (Red Europea de Análisis sobre Servicios http://www.reser.net/). Además del propio congreso también he tenido reuniones de trabajo relacionadas con el proyecto europeo del 7º Programa Marco en el que estoy actualmente trabajando sobre innovación y relaciones público-privadas en el sector servicios en Europea - ServPPIN (podeis saber algo más en mi página "seria" www.uam.es/andres.maroto o en la página oficial del proyecto http://www.servppin.com/). Así que mucho trabajo, aunque no el suficiente como para no permitirme disfrutar de una de las ciudades más bonitas que he visitado en el viejo continente y de la que os hablaré un poco en esta entrada. Las fotos del viaje las tendreis en breve en la sección de fotos (a la izquierda del blog).

Budapest en realidad son dos ciudades separadas por el río Danubio: Buda (ciudad vieja) y Pest (ciudad nueva). Entre sus muchos encantos, la ciudad posee tres enclaves catalogados como Patrimonio de la Humanidad. En primer lugar, las orillas del Danubio. De esta zona destacaría el paseo de la margen izquierda desde donde se observan unas vistas maravillosas del Monte Gerardo (con la Estatua de la Libertad, no confundir con la yankee) y de la zona del Castillo preciosas (sobre todo al caer la tarde...) o el paseo de la orilla derecha, perfecto para andar en bici o simplemente andar. También merecen la pena los barcos que hay a lo largo del río, tanto para ir a tomar una copa a la noche (hay un par de ellos con música jazz muy interesantes...) como para cenar navegando (esta opción es algo más elitista, aunque yo he tenido la suerte de disfrutarla este año en la cena de gala del congreso...)

El segundo lugar de obligada visita es el barrio de la colina del Castillo (Varhegy), la parte más vieja de Buda, su casco histórico. Allí se encuentran algunos de los edificios más antiguos y mejor conservados de la ciudad, como el propio Castillo-Fortaleza, la Iglesia Matías (en continua reconstrucción siempre que la he visto...) o el Bastión de los Pescadores, desde donde se admiran las mejores vistas de la orilla opuesta. También es interesante darse un paseo por lo que queda de la ciudad medieval (cuya nota más subrayable es que está situada por encima del nivel de la fortaleza que debía custodiarla...). Lo peor de esta zona, el Hotel Hilton, justo pegado a la Iglesia y al Bastión, una aberración artística que díficilmente puede pegar con el resto del conjunto arquitectónico de Buda.
Desplazándose al otro lado del río nos encontramos con la ciudad "nueva": Pest. Lo primero que destaca es el edificio del Parlamento, el más grande de toda Europa y una auténtica obra de arte. Alrededor del mismo nos encontramos con un sinfín de edificios y plazas de mucho interés, pero que llega un momento que el viajero exhausto (o al menos yo...) no acaba de disfrutar del todo por aquello del "síndrome de Stendhal". Paseando desde allí, y tras haber dejado atrás la impresionante Basílica de San Esteban, se llega a Andrassy Ut, el tercer lugar patrimonio que posee Budapest. Se trata de una amplia avenida (al estilo de la Castellana en la zona de Recoletos) en la que además de un montón de tiendas y casas de estilo renacentista y neoclásico, nos encontramos con algunos de los edificios más característicos de la ciudad, como la Opera. Al final de dicha avenida nos encontramos con uno de los lugares más característicos de la ciudad: la Plaza de los Héroes. Se trata de una plaza circular custiodada por un obelisco dedicado al Arcángel Gabriel y varios conjuntos escultóricos dedicados a los diferentes héroes de la Historia Magyar. Detrás de dicha plaza se accede a uno de mis rincones favoritos de la ciudad: el Park City. En una mezcla entre Retiro y Casa de Campo, en él podemos perdernos, sentarnos a leer a las orillas del lago, disfrutar de una cerveza, patinar sobre hielo... o admirar dos de los edificios más bonitas de Budapest: el Balneario Termal Szechenyi y el Castillo Vajdahunyad.

A parte de todo lo comentado hasta el momento, Budapest tiene un montón de zonas verdes por las que pasear y perderse (como la Isla Margarita, donde se celebra anualmente uno de los mayores festivales de música de Europa, o el Parque Memento o de las estatuas), un montón de restaurantes en los que disfrutar de la buena gastronomía magyar o de la estupenda cerveza del lugar, y en general un ambiente divertido, cultural y activo. Si estás cansado de andar y lo que te apetece es tomar unas copas por la noche os aconsejo dos sitios por encima del resto: la Plaza de la Reina Isabel, en el centro de Pest, donde la mitad de los jovenes de Budapest se juntan cada noche a disfrutar de música en vivo, de una cerveza sentados en sus inmensas escaleras, de exposiciones en la galeria de arte...; y el club Instant, cerca de la Opera, una antigua casa okupa, vestigio de la época comunista, que se ha ido transformando tras la apertura de los 90s en uno de los locales de moda de la ciudad. Respetando la construcción, se han ido aprovechando las diferentes salas, terrazas y habitaciones del edificio para crear barras, zonas de descanso, futbolines, salas de baile... todo en un sólo lugar. Realmente recomendable, sobre todo el disfrutar de los ritmos ska-zíngaros típicos de la música de baile de la zona...
Bueno, pues esto es todo por el momento. Espero que tengais la suerte de poder visitar Budapest alguna vez y que mis sugerencias os sirvan de ayuda.
Un abrazo

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que es dificil no tener curiosidad por una ciudad despues de leer un comentario tuyo eh!!Aunque ir sin un buen guia turistico no sería lo mismo, asi que cuando pase un tiempito...

Ander dijo...

Seguro que sabes que me encanta viajar y disfruto de las ciudades que visito al máximo...
... No te preocupes, Budapest es una ciudad a la que se puede volver sin problemas dos y las veces que haga falta...
... Eso sí, prepara las zapatillas y ropa comoda que también debes saber que para "hacer estos comentarios míos" de las ciudades antes me las pateo de arriba abajo
Un beso

Anónimo dijo...

tanto por lo bueno como por lo malo se que te las pateas porque no es la primera vez que me matas a andar, aunque al final (dias despues, cuando he descansado y siento los pies)pienso que merece la pena pegarse el palizon para conocer un sitio.

Aun asi yo no haria unos comentarios asi...

Un beso.

Anónimo dijo...

¿Por el comentario en sí o por lo de "un beso"? Jejejeje

Anónimo dijo...

jajajaja, no habia visto tu respuesta!!por las 2 cosas!!jejeje