Los Libros del Verano

Buenos días amigos,

Bienvenidos otra vez a este pequeño universo literario que, de vez en cuando, comparto con vosotros. En esta ocasión (como ocurrió con la última entrega sobre Cine), con más libros que de costumbre debido a las vacaciones veraniegas, y con un poco de todo, aunque si pudiera resumir toda la lectura veraniega en una sola palabra, en esta ocasión seguramente tiraría de "vampiros" porque, de una forma u otra, estos seres de leyendo han estado acompañandome durante el último par de meses.

Empecemos con "Nocturna", la primera entrega de la esperada "Trilogía de la Oscuridad", co-escrita por Guillermo del Toro (director de, entre otras películas, El Laberinto del Fauno) y del semidesconocido en España Chuck Hogan. En esta primera entrega, nos encontramos con una historia sobre vampiros, pero alejados de la imagen "romántica" que de ellos se tiene y más cerca de la visión cruenta y "gore" que de ellos ya nos presentó el propio del Toro en su primera película "Cronos". Un avión aterriza en Nueva York y, sin explicación evidente, sólo hay cuatro supervivientes en él. A partir de ahí comieza una carrera contra el reloj en la que un científico experto en epidemias y un viejo superviviente del Holocausto nazi tienen que luchar contra una pandemia de vampiros, comandada por El Maestro. Novela de fácil lectura y de tintes visuales, con un argumento que bebe de multitud de clásicos sobre la materia, y que está escrita más para su puesta en escena que para su lectura. En general, novela entretenida sin más (5 sobre 10).

De la visión pandémica y cruel sobre los vampiros a la visión más romántica (en todos sus aspectos) de Stephanie Meyer y sus best-seller "Crepúsculo" y "Luna Nueva", las dos primeras entregas de su famosísima saga. Ya que iba a ver la versión cinematográfica, antes quería leerme las novelas y me puse a ello este verano. Se trata de literatura fantástica, de tintes y público claramente juvenil, sobre la historia de amor entre una joven (Bella Swan) y un vampiro (Edward Cullen) en un frío y lluvioso pueblo americano. Centrándose en su mayor parte en la relaciones sentimentales entre los protagonistas, la autora describe a los vampiros como seres sobrenaturales, con poderes extrasensoriales y físicos fuera de lo normal, y mucho más cercanos a la humanidad de lo que podíamos esperar. Novelas entretenidas, aunque faltas de ritmo y profundidad, cuya versión cinematográfica resume perfectamente. La segunda entrega tiene algún aspecto más de interés con la introducción en la trama del grupo de licántropos, encabezado por el amigo de Bella, Jacob Black, y del clan de los Vulturi, la familia de vampiros que gobierna a estos desde su refugio en Italia. En resumen, se trata de libros de lectura sencilla y entretenida, aunque faltos de emoción. Perfecto para principiantes y amantes de las historias épicas de amor, más que para los amantes de la literatura fantástica (6 sobre 10).

Y de la visión romántica del vampirismo a la satírica y humorística de Terry Pratchett en "Carpe Jugulum". El título (juego de palabras de la expresión "Carpe diem") ya nos ofrece una idea de lo que podemos encontrarnos en el interior de esta divertidisima novela del genio británico. Los Urrácula, una familia de vampiros, es invitada a la ceremonia de imposición del nombre de la hija del rey Verence de Lancre, y estos aprovechan para intentar conquistar su reino. Para intentar frenarles en su objetivo, aparecen el grupo de brujas, familiar para aquellos seguidores de la saga del Mundodisco, formado por Yaya Ceravieja, Tata Ogg, Agnes y la reina Magrat, junto al sacerdote Poderosamente Avena. Personajes geniales, dialogos originales y sorprendentes, satira continua sobre el mundo tradicional de los vampiros, y una clara reflexión sobre el trasfondo de la religión en esta nueva entrega de la maravillosa saga de Pratchett (7 sobre 10).

Pero no creais que sólo he vivido este verano de literatura fantástica y vampírica. También me ha dado tiempo para adentrarme en otros géneros. Por ejemplo, la novela con tintes históricos, como en "Los Custodios del Testamento" del noruego Tom Egeland. Se trata de una novela de acción y suspense, cuyo centro de atención es un enigma histórico relacionado con la Biblia, y localizada en tierras escandinavas. El protagonista es un arqueologo, Bjorn Belto, que tras la aparición de un viejo manuscrito en Islandia y la muerte del parroco que lo custodiaba se ve involucrado en una búsqueda que le llevará por medio mundo (desde Noruega a Londres y Roma, de allí a Washington D.C. o al egipto faraónico, y de allí a las islas caribeñas) y que le llevará a descubrir un misterio relacionado con los vikingos y Egipto y que puede cambiar el destino de la religión católica y de la Humanidad. Sin embargo, como es habitual en este tipo de novelas, no es el único detrás del misterio que esconde dicho manuscrito, sino que tendrá que luchar frente a un rico y oscuro jeque árabe, coleccionista de antiguedades. Interesantísima novela, nuevo ejemplo del buen hacer de los escritores escándinavos en los últimos años, en la que se junta el misterio y la intriga típicas de las novelas policiacas, con el ritmo y la emoción de las novelas de aventuras históricas (al estilo del sobrevalorado Dan Brown o la española Matilde Asensi). Seguramente, la mejor novela que ha caído en mis manos este verano (8 sobre 10).

Y para finalizar, una obra que llevaba mucho tiempo esperando, la continuación de la mítica "El Ocho" (comentada hace poco en este blog) de Katherine Neville. En la segunda parte, "El Fuego", la autora reaunuda la "partida" relacionada con el famoso ajedrez de Carlomagno gracias a Alexandra Solarin, la hija de los protagonistas de la primera parte Cat Vellis y Alexander Solarin. Esta se verá envuelta en una trama que le obligará a retomar el juego veinte años después. El desarrollo de la novela es idéntico al de la primera parte, alternando pasajes pasados y actuales, fantasía y realidad histórico, personajes de ficción y verídicos que pertenecerán a los equipos blanco y negro. A favor del libro, la sensación de deja vue y cercanía con respecto al primer libro, la adicción que provoca casi desde el primer momento, y el juego realidad-fantasía que mantiene al lector con el misterio hasta el final. En contra, la sensación de que esta nueva novela está forzada por el éxito de la anterior y que no llega a los niveles de grandiosidad y calidad de aquella, o la repetición de escenas y personajes con respecto a El Ocho. Novela entretenida y que te gustará si te gustó la primera parte (7 sobre 10).

Esto es todo por el momento, espero que os hayan gustado las recomendaciones y hasta pronto.

Un abrazo

No hay comentarios: