Las Películas de la Semana: Un Buen Hombre, Corazón de Tinta, Rock'n'Rolla y The Reader (El Lector)

Hola amigos,

Esta semana tenemos algo de drama psicológico hecho en España, una de las últimas adaptaciones sobre éxitos de la literatura fantástica, el esperadísimo regreso del director inglés Guy Ritchie y una de las mejores películas del año pasado. Así que empecemos...

"Un Buen Hombre" de Juán Martínez Moreno (Dos tipos duros, Una casa en las afueras) es un thriller ambientado en el mundo académico de la Universidad española. Vicente - Tristán Ulloa (Lucía y el sexo, Mataharis, El juego de la verdad)- es un eminente profesor de Derecho que está a punto de conseguir una cátedra, gracias sobre todo al apadrinamiento de Fernando - Emilio Gutiérrez Caba (La torre de Suso, La comunidad, Las bicicletas son para el verano)-, catedrático y mejor amigo del protagonista. Vicente está felizmente casado (el papel de esposa lo lleva Nathalie Poza - Lex, Días de cine), es católico practicante y tiene un prestigio sólido basado en su rígida moralidad. Sin embargo, todo esto se empieza a desmoronar cuando descubre un secreto relacionado con Fernando y las dudas entre sus objetivos profesionales y sus principios morales empiezan a aparecer. Guión a priori interesante, aunque demasiado directo en muchas fases de la película. Los temas centrales son la hipocresía, la doble moral (focalizada en el catolicismo extremo), la ambición de la sociedad moderna, las falsas apariencias y la lucha entre los principios personales y los objetivos profesionales. La puesta en escena, realista y sencilla, ayuda a que el espectador entre en la historia desde el principio, y el trabajo del reparto es magnífico, sobresaliendo la actuación de uno de los mejores actores del momento: Tristán Ulloa. Muy recomendable (7 sobre 10).

"Un buen hombre":
LO MEJOR: El tema de partida y el trabajo coral del reducido reparto. La puesta en escena. El acierto en representar al protagonista como un católico practicante, facilitando la asimilación de los problemas morales que le asaltan durante la película.
LO PEOR: La lentitud de algunos segmentos de la película, así como que el guión sea demasiado directo en su desarrollo.
UN ACTOR: Tristán Ulloa, enorme.
UNA FRASE: "No siempre las cosas son lo que parecen... Siempre hay algo más"
UN LUGAR: El campus de Lagoas-Marcosende de la Universidad de Vigo en Mos.
UNA CANCIÓN: BSO instrumental del gallego Sergio Moure.

Dejamos el drama psicológico nacional para irnos a un género totalmente diferente, no muy comentado hasta el momento en este blog pero que no será extraño para aquellos que leen habitualmente las entradas sobre libros: la fantasía. "Corazón de tinta" es la última adaptación de uno de los grandes éxitos de la literatura fantástica infantil que se han hecho en los últimos años. Se trata de uno de los géneros de más auge en estos momentos, sobre todo cuando el objetivo es el público infantil y juvenil. Desde películas pioneras como "La historia interminable" o "Dentro del laberinto", pero sobre todo tras el éxito de las sagas de El Señor de los Anillos o Harry Potter, este tipo de films han ido proliferando con mayor (Las crónicas de Narnia, Crepúsculo, Las crónicas de Spiderwick...) o menor éxito (La brújula dorada, Eragon...). En este caso, el director Iain Softley (K-pax, Backbeat, Las alas de la paloma) adapta la obra homónima de la escritora Cornelia Funke. Para ello, y siguiendo las reglas no escritas de este tipo de cine, utiliza un elenco de estrellas internacional reconocidas liderado por Brendan Fraser (extensamente probado en películas de este género como la saga de la Momia o "Viaje al centro de la tierra"), al que acompañan nombres como los oscarizados Helen Mirren (The Queen) y Jim Broadbent, el siempre fiable Paul Bettany o el inolvidable "Gollum", Andy Serkis, en el papel de malo malísimo. La trama narra la historia de un "pico de oro", es decir, un cuentacuentos capaz de dar vida a los personajes de los libros que lee. Esta extraña peculiaridad traerá increíbles y apasionantes aventuras a los protagonistas de la película. Muy entretenida y con una facturación y realización realmente destacable, de lo mejor para ver en familia (7 sobre 10).

"Corazón de tinta":
LO MEJOR: La apología de la lectura. El trabajo de secundarios de lujo como Helen Mirren o Jim Broadbent. La sucesión sin fin de algunos de los personajes más carismáticos de la literatura infantil (el cocodrilo de Peter Pan, el perrito del Mago de Oz, Ali Babá, la casita de chocolate de Hansel y Gretel....)
LO PEOR: La creencia extendida que este tipo de Cine sólo es apto para niños, nada más lejos de la realidad.
UNA ACTRIZ: Helen Mirren
UNA FRASE: "Los libros adoran a quienes los abren
UN LUGAR: El lago Como (Italia)
UNA CANCIÓN: BSO del español Javier Navarrete, autor también de la maravillosa banda de "El laberinto del fauno".

Y de una película familiar al esperadísimo regreso del británico Guy Ritchie. "Rocknrolla" supone una vuelta al estilo moderno, visual, directo y original de este director, después de superar su matrimonio con Madonna (que le llevó a "perpetrar" la infumable "Barridos por la marea"). Se trata de un regreso a sus orígenes y a las películas que le catapultaron a la fama, como "Lock & Stock" y, sobre todo, "Snatch, cerdos y diamantes". La cosa vuelve a ir de mafias, criminales, bajos fondos, rateros de poca monta, ajustes de cuentas, pero sobre todo malentendidos y coincidencias "nefastas". Todo ello ambientado en el Londres actual y regado con buenas dosis de humor negro y violencia. Es decir, cine "Ritchie". Poco se puede contar de los personajes y de la trama que no os lie aún más de lo que ya lo hace el director desde el principio. Una banda de rateros, liderada por "Uno dos" - Gerard Butler (300, Postdata: te quiero)- le debe dinero al mafioso que dirige la ciudad, Jenny Cole - Tim Wilkinson - , que a su vez se enfrenta a un mafioso ruso llegado a la ciudad (¿alguien conoce al dueño del Chelsea F.C.?). A partir de ahí el juego de sinsentidos y coincidencias empieza a funcionar. Espectacular estilo visual y maravillosa selección musical, ritmo frenético, profusos dialogos, continuos saltos de plano y un sinfin de personajes entrelazados son las características de esta nueva creación de Ritchie. Sin ser su mejor película, se trata de entretenimiento puro y duro. La pregunta que me queda es... esta película ¿gusta porque es más de lo mismo del estilo "Ritchie"? o ¿es más del estilo "Ritchie" porque es lo que gusta? (6.5 sobre 10)

"Rocknrolla":
LO MEJOR: La vuelta al estilo "Ritchie" del propio director (los que nos enganchamos a sus primeras películas estamos de enhorabuena). El principio frenético de la película (con la voz en off diridiendo al espectador...) y la secuencia del segundo robo, realmente divertida, un alarde de técnica visual y de dirección. El recurso del cuadro... intrigante durante toda la película (el mcguffin de la misma al más puro estilo Tarantino). La relación entre Uno Dos y Bob el guapo, de lo más divertido...
LO PEOR: Demasiados personajes e interrelaciones pueden hacer que el espectador se pierda en muchos momentos. La falta de seriedad hace que la retención de la película sea de muy corto plazo.
UN ACTOR: El lugarteniente del jefe mafioso, encarnado por Mark Strong (Lluvia en los zapatos, La reina Victoria, Revolver).
UNA FRASE: En este caso, una palabra "Rocknrolla" (¿Alguien sabe lo qué es después de ver la película entera? Ahí lo dejo...)
UN LUGAR: El Emirates Stadium (sede en la realidad del Arsenal F.C.)
UNA CANCIÓN: BSO espectacular, basada en rock'n'roll clásico, guitarrero, ritmos punk-ska y música negra de grandísima calidad. Díficil escoger una sóla canción... aunque podría quedarme con "Bank robber" de The Clash.

Y para terminar una de las mejores películas que he visto en el último año. Se trata de "The Reader (El lector)" de Stephen Daldry, director que ya nos maravillara con sus dos primeras películas: "Billy Elliot" y "Las horas". En la Alemania de los años 50 un joven adolescente comienza una relación sexual, clandestina y ardiente, con una mujer madura, enigmática y atractiva, sin tener en cuenta la evidente diferencia de edad entre ambos. Como ella es analfabeta uno de los momentos más gozosos de la relación es cuando él lee fragmentos de libros a ella. Un día ella desaparece y él continua su vida, acabando por estudiar derecho en la Universidad. El reencuentro se producirá en circunstancias traumáticas cuando él acude a uno de los juicios contra críminales de guerra, que se celebra en Berlín. Se trata de una adaptación de una obra literaria alemana que bucea en las heridas no cicatrizadas de la Alemania nazi, a través de tres partes o "historias" claramente diferenciadas. La primera cuenta la historia de amor entre los dos protagonistas, basándose en una estética romántica y realista, con multitud de secuencias sexuales. La segunda introduce la dinámica de la Historia en la trama principal a través de la revisión de algunos de los hechos más deplorables de la II Guerra Mundial. La última, centrada en la condena de la protagonista de la cárcel, retoma la historia de amor pero desde un punto de vista, no sexual, sino intelectual cuando el protagonista intenta enseñarla a leer a través de grabaciones de su voz. Guión maravilloso de David Hare, con profusión de saltos temporales, y trabajo espectacular de dos de los mejores actores de la generación actual: los oscarizados Ralph Fiennes (El jardinero fiel, El fin del romance, El paciente inglés) y Kate Winslet (Revolutionary Road, Titanic, Olvidate de mí). A pesar del nihilismo pesimista que impregna toda la narración y del melancolismo y la falta de sentimientos que propugna en alguno de los personajes, una imprescindible historia sobre la Historia (8.5 sobre 10).

"The reader (El lector)":
LO MEJOR: La mezcla de la historia romántica con el drama y el fatalismo de la Historia que trasciende a dicho romance. La apología de la lectura (como ocurría antes en Corazón de Tinta) con alusión a algunas de las principales obras literarias de la Historia.
LO PEOR: Algún fallo técnico, como que todas las lecturas que leen los protagonistas sean en inglés, cuando ellos son alemanes y se supone que no hablan inglés. Que haya sido la obra póstuma de dos de los genios de las últimas décadas (Frank Minguella y Sidney Pollack) como productores.
UN ACTOR: Bruno Ganz (El hundimiento, Pan y tulipanes, RAF: Facción del ejercito rojo), en el papel de profesor arrepentido.
UNA FRASE: "La cuestión es.. ¿cómo dejasteis que pasara? y mejor aún ¿por qué no os suicidasteis al saberlo?"
UN LUGAR: El lago de Neustadt (Alemania).
UNA CANCIÓN: "Cycling holiday" del joven compositur Nico Muhly, autor de la BSO de la película, intimista, minimalista y melancólica.

Esto es todo por esta semana.
Un abrazo

No hay comentarios: