EN VIVO: Barricada

Hola amigos,

El concierto del año!!! El sábado por la noche tuve la grandísima suerte de asistir al concierto que el grupo navarro de rock BARRICADA dió en la sala La Riviera de Madrid como parte de la gira que están haciendo para dar a conocer su último disco "La Tierra Está Sorda" (al que próximamente dedicaré un espacio propio en este blog). El cartel de "no hay billetes" se había colgado con un par de semanas de antelación y el ambiente a las puertas del concierto era de noche especial. La media de edad era elevada y muchos de los asistentes han cambiado sus largas melenas por calvas o pelos rapados (la edad no pasa en balde ni perdona a nadie...) en los más de 25 años que el Drogas, Alfredo y Boni llevan haciendo rock del bueno. Sin embargo, lo que no ha cambiado en todos estos años es la fuerza y las ganas que le ponen los de la Txantrea a todo lo que hacen, y las ganas con las que son acogidos en la capital siempre que vienen.


Hace un par de años asistí también al concierto del 25 Aniversario de la banda en el mismo sitio. Las expectativas en aquella noche eran muy elevadas y eché en falta algunas sorpresas y algo más de duración de aquel concierto (a pesar de contar con la colaboración de gente como Rosendo, Porretas...). Sin embargo, la deuda contraída a nivel de expectativas en aquella ocasión ha sido totalmente resuelta con el concierto del sábado noche. Ya sabía más o menos cómo eran los conciertos de esta gira ya que muchos amigos y familiares habían tenido la suerte de acudir al concierto que dió el pistoletazo de salida a la misma en el Pabellón Anaitasuna de Iruña el 12 de diciembre. Sin embargo, por mucho que te cuenten hay que vivirlo para darte cuenta de lo especiales que son esta serie de conciertos.

La actuación tuvo dos partes claramente diferenciadas. En la primera hora y media de concierto, el grupo navarro dio completo repaso a los temas de su último disco. Para aquellos que no lo conozcan se trata de un trabajo monográfico sobre la Guerra Civil española desde el punto de vista de los vencidos, en el que el grupo, y especialmente Enrique "El Drogas", han estado trabajando y documentándose durante más de dos años. Y el resultado ha sido excepcional: letras contundentes, complejas y profundas (con textos de Dulce Chacón, Luis Cernuda...) y un sonido cerrado y potente, que nos recuerda a los Barri de siempre pero que ha sido capaz de incorporar matices y sonidos hasta ahora desconocidos para sus seguidores (mucha culpa de esto la tiene la producción de Iker Piedrafita, el hijo de Alfredo y cantante de Dikers). En esta primera parte sonaron uno detrás de otro temas como "Desfilan", "Sotanas", la trilogía sobre la cárcel del monte Ezkaba (con las maravillosas "22 de Mayo" y "La estancia", para mí dos de las mejores canciones del disco), "Casas viejas"... y después de un momento acústico en el que sonaron las canciones más sencillas y menos instrumentadas del disco, como "Matilde Landa" o "Suela de alpargata"... acabaron con los dos singles extraídos hasta la fecha del disco: "Por la libertad" y "Pétalos", un homenaje a las 13 rosas. Acompañados en todo momento en el escenario por Iker, los Barricada mantuvieron bailando y disfrutando durante esta primera hora y pico, tanto a los que conocemos bien el nuevo trabajo como a aquellos que no lo habían escuchado en profundidad anteriormente.


Pero no contentos con este repaso exhaustivo de su último trabajo, después de cinco minutos de merecido descanso, y ya con la formación habitual (sin Iker) con El Drogas al bajo, Alfredo y Boni a las guitarras e Ibi a la batería, dieron contado repaso durante otra hora y media larga de algunos de los muchos éxitos que han ido dejándonos a lo largo de sus más de 25 años de carrera musical. Clásicos como "Todos mirando", "Noche de Rock'n'Roll", "Deja que esto no acabe nunca", "Rojo", "Okupación", "Contra la pared", "Animal caliente", "Esperando en un billar", "Bienvenidos", "Carnaval"... se mezclaron con canciones viejas que hacía mucho tiempo no escuchaba en un concierto, como "Tan fácil" o "Corre, corre", y que la verdad es un gusto que las recuperen para el directo. Durante toda esta parte del concierto, el público acabó de entregarse a los pamplonicas ferviertemente y estos nos lo devolvieron con una entrega, una garra y una fuerza impropia de un grupo cuyos componentes ya no tienen nada que demostrar después de casi tres décadas en lo alto del rock nacional. Parecía que había acabado el concierto a eso de las 22.30 de la noche cuando tocaron "Blanco y negro" y la gente pogueó como si no llevara más de dos horas bailando y saltando, pero los que conocemos a Barricada sabíamos que todavía les quedaban un par de ases guardados bajo la manga o el pañuelo del Drogas en este caso. Volvieron a salir para hacer el primer bis en el que sonaron tres auténticos temazos como "Oveja negra", "No hay tregua" y "Esta noche". Sin embargo, no parecía suficiente ni para la gente que estaba a este lado del escenario ni para los propios Barricada ya que aún tuvieron ganas de salir nuevamente y cerrar, esta vez sí, con "La silla eléctrica" un concierto que duró más de 3 horas y que satisfizo completamente a todos los que como yo tuvieron la suerte de acudir a la Riviera el sábado por la noche.


Un auténtico lujazo de concierto, sí señor. La semana comenzó con cine y TV, siguió con algo de flamenco, y ha acabado con Rock con mayúsculas.

Un abrazo y hasta la próxima

No hay comentarios: