Las Películas de la Semana: "Celda 211", "New York, I Love You", "Yo, También" y "Si la Cosa Funciona"

Hola amigos,

Después de un tiempo sin hablar de Cine (que me he pasado disfrutando de alguna de mis series de TV favoritas y de las que hablaré próximamente...), la semana de vacaciones me ha permitido volver a uno de mis "vicios" (como dice el nombre del programa de Radio 3) favoritos. Además de alguna película realmente para olvidar (me viene a la cabeza la fetichista e inefable adaptación al cine de la novela de Almudena Grandes "Castillos de Cartón" dirigida por Salvador García Ruíz), he podido disfrutar de la (para casi todos) película española del año, de la última del genio Woody Allen (siempre un placer), del tributo romántico a una de las ciudades más cinematográficas del mundo y de una agradable sorpresa independiente española. Así que vamos a por ellas...

Empecemos por la que, para muchos, ha sido la película española del 2009 (así lo han testificado todos sus Premios Goya en la última reciente edición...) y que, por fin!!, he podido ir al Cine para disfrutarla en todo su esplendor (con efectos visuales y de sonido incluidos). "Celda 211" ha supuesto un soplo de aire fresco para el Cine español, no sólo por su guión (maravilloso de Jorge Guerricaechevarría), su intensidad o su producción estética, sino también por la presentación de actores jóvenes (grandes los secundarios Jesús Carroza -7 vírgenes- y, sobre todo, la magnífica Marta Etura, así como el protagonista, el debutante Alberto Ammánn) y la recuperación de otros ya consagrados (destacables los papeles de Antonio Resines o Manuel Morón). La cuarta película del director Daniel Monzón sigue mostrándonos a un director poco convencional y dado a romper moldes, como ya había hecho con su début "El corazón del guerrero" o con la más reciente "La caja Kovac". En este caso apuesta por versionar una novela sobre la revuelta en un centro penitenciario en la que se ve embuelto sin querer un jóven funcionario que tendría que haber entrado a trabajar al día siguiente. A partir de ahí, la película, bajo el estilo de un claro thriller fatalista pero sin dejar a un lado aspectos de índole social (como la crítica sobre las condiciones de algunos presos en las cárceles) y político (incluso toca de refilón la problemática de ETA), gana mucho de sus enteros en una magnífica puesta en escena desde el primer momento, jugando con el realismo extremo (incluso violencia en muchos parajes), con los diferentes encuadres y con saltos y flashbacks temporales, mantiene al espectador pegado a la butaca todo el tiempo y funciona de principio a fin. A todo esto hay que destacar un cuidado extremo en la definición de los personajes, desde los más secundarios (como el yonqui de la gorra de España), pasando por el joven funcionario de prisiones, y, sobre todo, por "Malamadre", psicópata que se hace con el cariño del espectador y que borda el genial Luis Tosar en todo momento. Por todo esto, y con permiso de la "argentina" "El secreto de sus ojos" (para mí un punto por encima aún), efectivamente la mejor película española del año (9 sobre 10)

"Celda 211":
LO MEJOR: El guión, la velocidad narrativa, algunos secundarios como los interpretados por J. Carroza o Luis Zahera. El corto pero intenso trabajo de Marta Etura. El toque "cómico" de muchos de los dialogos de Malamadre...
LO PEOR: Algunos tópicos (que no han podido evitar) carcelarios, como lo del grupo "sudaca". El haberla visto tan tarde con todos los comentarios y críticas ya en el zurrón y sin capacidad de sorpresa por mi parte...
UN ACTOR: Luis Tosar, para mí, el mejor actor del momento.
UNA FRASE: "Si esos cabrones no me lo cuentan, tú acabas diciendome la verdad. Pero eso ya no hay forma de saberlo..."
UN LUGAR: La Catedral de Zamora.
UNA CANCIÓN: Claustrofóbica y minimalista BSO del gran Roque Baños.

Y para que luego critiquen el Cine español, de una magnífica película española a otra. "Yo, También" comparte con Celda 211 la juventud de sus directores (Antonio Naharro y Alvaro Pastor), la originalidad en la narración y el encuadre (con multitud de imagenes cámara en mano y con iluminación naturalista) y el descubrimiento de nuevos talentos (en este caso el excepcional Pablo Pineda) junto con la confirmación de otros no tan nuevos, como la premiada Lola Dueñas en el papel protagonista. Pero aquí acaban los paralelismos porque esta película es un drama social que aborda el tema de los afectados por el síndrome de Down, narrando la historia de Daniel, un joven con síndrome que ha conseguido superar muchos de sus problemas gracias al apoyo familiar y que ha conseguido sacarse una carrera y obtener un puesto de funcionario, donde conoce a Laura, una mujer promiscua y de pasado oscuro, de la que se enamora. La historia, basada en muchos casos en historias reales, es sencilla pero contundente y profunda, sentimental a la par que seria y consigue poner sobre la mesa una de las muchas realidades sociales olvidades en estos tiempos de sociedad del culto a la imagen. Por si esto fuera poco, la BSO (bajo el sello Elefant) es una fresca y acertada obra de arte. Una magnífica opción para aquellos que quiera ir al Cine a pensar o a conocer más cosas sobre esta enfermedad... (8 sobre 10)

"Yo, también":
LO MEJOR: El papel de Lola Dueñas, así como la contrapartida dada por Pablo Pineda (el auténtico ejemplo de superación del que habla la película). Los puntos irónicos del protagonista que consiguen quitar miga a muchos de los problemas de los que trata el film (como la escena del ascensor). La historia de amor paralela entre dos afectados por el síndrome de Down, mucho más sincera y realista que la de los propios protagonistas...
LO PEOR: Los problemas a la hora de definir las diferencias entre sexualidad, afecto, amistad, amor o compromiso entre los dos protagonistas... lo que lleva a que muchas veces sea díficil no caer en el optimismo facilón.
UNA ACTRIZ: Lola Dueñas
UNA FRASE: "Yo no he hecho nunca el amor. Yo tampoco. He follado muchas veces, pero nunca he hecho el amor".
UN LUGAR: El puente de la Cartuja, Sevilla.
UNA CANCIÓN: "If looks could kill" de Camera Obscura, aunque el Goya se lo llevara la rumba-tecnopop "Yo, también" del alma mater de La Casa Azul, Guille Milkiway.

Y abandono nuestro país para cruzar el charco y pasar un tiempo en Nueva York (¿dónde mejor?), que es el centro de atención de las dos siguientes películas. La primera es, de hecho, un bonito y muy bien trabajado homenaje a la propia ciudad de los rascacielos. "New York, I Love You" recupera la idea original de la película "París, Je T'aime" pero esta vez cambiando la Torre Eiffel por el puente de Brooklyn y la estatua de la libertad. Se trata de una película coral compuesta por diez historias diferentes escritas y dirigidas por diez equipos diferentes y protagonizada por un auténtico all-star de actores y actrices a nivel internacional. El nexo de unión de todas las historias es el amor -en cualquiera de sus vertientes, cariño, sexo, pasión, celos, amor filial, amor fraternal, obsesión, curiosidad...- y el escenario de la ciudad de Nueva York. Pero lo que la diferencia de su predecesora parísina es que en este caso las diez historias tienen una sensibilidad, un estilo narrativo y una cohesión que podría parecer que la película la ha dirigido una única persona. Además, presenta algunas situaciones puntuales realmente divertidas e ingeniosas e interpretaciones más que aceptables por parte del amplio abánico de actores, entre los que destacaría a Chris Cooper, Elli Wallach, Robin Wright Penn, Andy García, Maggie Q, Ethan Hawke, Shia Lebouf, John Hurt o Julie Christie y a los jóvenes Anton Yelchin, Orlando Bloom, Rachel Bilson, Cristina Ricci, Natalie Portman, Olivia Thirlby, Hayden Christiansen o Shin Qi. Una magnífica película con un escenario incomparable (8 sobre 10)

"New York, I love you":
LO MEJOR: La historia de los dos ladrones, dirigida por Jiang Wen, la de Brett Ratner, sobre un baile de graduación con una chica en silla de ruedas, y los curiosos intentos de flirteo y ligoteo dirigidos por Yvan Attal y protagonizados por Hawke, Cooper, Q y Wright Penn. La forma en la que la película consigue unir todas las historias al final a través de un único personaje desubicado hasta ese momento...
LO PEOR: Algunas historias, como las dirigidas por Natalie Portman y Shekhar Kapur, parecen un poco fuera del hilo del resto aunque tengan su interés interpretativo y, sobre todo, visual.
UN ACTOR/ACTRIZ: Díficil entre tantos....
UNA FRASE: "Yo también robo. Intento robarle el marido a tu mujer..."
UN LUGAR: Cualquiera de los que salen durante los 98 min de película: el puente de Brooklyn, Central Park, China Town, las vistas del skyline newyorkino y del río Hudson... una auténtica delicia para aquellos como yo que tenemos a NY en un pedestal sin conocer aún...
UNA CANCIÓN: He echado en falta una BSO más potente. Con la ciudad de NY de fondo no hubiera sido díficil complementar las partituras musicales que presenta la película con canciones que hablan o se sitúan en dicha ciudad y que han llevado a la fama a grupos como The Strokes, los Ramones, John Lennon, Bob Dylan...

Y sin movernos de la ciudad de los rascacielos, "Si la Cosa Funciona" es la última obra del gran Woody Allen, con la que vuelve a su ciudad fetiche después de sus paseos por Londres (Scoop, Match point) y España (Vicky, Cristina, Barcelona). La película nos trae al Allen de siempre, perfecto contador de historias y dialoguista, ingenioso, cínico y desesperanzado, hablando sobre el sentido de la vida y el amor. Y para ello que mejor que autoparodiarse a través del personaje de Boris -interpretado a la perfección por el cómico (creador de la inolvidable serie de TV "Seinfeld") Larry David-, un viejo físico, prepotente, cascarrabías e hipocondriaco, al final de su vida, y que conoce a una jovens sureña, Melodie (Evan Rachel Wood), desorientada y que acaba de llegar a la ciudad y con la que acaba entablando una relación (otro toque autobiográfico que apuntar...). La trama tomará un giro inesperado cuando aparece la madre de la chica, una espectacular Patricia Clarkson, que pondrá todo patas arriba... Simpática y divertídisima comedia, al estilo de los clásicos de Woody Allen (7.5 sobre 10).

"Si la cosa funciona":
LO MEJOR: Algunos recursos originales como el protagonista hablando a los espectadores. El trabajo de Larry David y Patricia Clarkson. Los monólogos del protagonista sobre ciencia, religión y el sentido de la vida, o las conversaciones del grupo de amigos en la terraza del bar...
LO PEOR: El deje narcisista característico del propio Allen, así como sus tradicionales quejas judías... Algunas tramas de las películas para justificar el lema de la película (el menage-a-trois, por ejemplo...) están un poco fuera de sitio.
UN ACTOR: Larry David
UNA FRASE: "Si la cosa funciona..." pues eso, nunca mejor dicho.
UN LUGAR: El puerto de Nueva York (bahía alta).
UNA CANCIÓN: "Desafinado" de Stan Getz.

Cuatro magníficas películas, desde la comedia al drama, españolas y americanas, para todos los gustos pero que comparten las cuatro su calidad y buen trabajo tanto de directores como de actores. Una perfecta excusa para ir al Cine o pasar un buen rato frente al televisor de casa.

Un abrazo

2 comentarios:

Karpanthia dijo...

De todas las que pones solo he visto Celda 211, la cual ya comenté en el blog hace unas semanas cuando tuve el placer de verla.

Coincido al 100% con tu opinión y es que es una película muy grande.

Mucha gente dice, que como la calidad del cine español es tan pobre, sacan una película normalita como es esta Celda 211 y así pasa, que te pilla desprevenido y te flipa...

Yo no digo nada, aunque ya te dije que no soy muy admirador del cine patrio, así que eso lo dejo a tu criterio ;)

Una cosa si digo: la peli es cojonuda pero me he dado cuenta que todas las grandes películas que están echando últimamente, son todo adaptaciones de novelas... y es algo que me gusta pero no me gusta.

No sabía que Celda 211 era una adaptación hasta que vi la novela en el Alcampo (la cual, por cierto, no me importaría leerme a pesar de haber visto la película) y en mi opinión eso le resta un punto a la película por no ser una idea del todo original.

Por lo demás, Malamadre es mi ídolo y no me importaría encontrarmelo de botellón o en un festival... xDD

Del resto, no opino (y encima, no me gustan nada las pelis de Woody Allen).

Un abrazaco!!

Ander dijo...

Sí, yo sabía que era una adaptación literaria. Puede que eso le quite algo de originalidad, pero si lo piensas (y alguien como tú amante de la lectura, como yo, de eso sabe un montón...)no es nada sencillo adaptar una novela al cine y que quede una buena película, nada sencillo. Así que también tendrá su mérito el guionista en este caso...

No sé si sería buena idea encontrarse a Malamadre en un festival... ya nos valemos nosotros solitos como para buscar "compinches" para liarnos jejeje

Un abrazo