Los Discos de Enero-Febrero: Los Suaves, La Habitación Roja, BRMC y Joaquín Sabina

Hola amigos,

Con muchísssssimo retraso (lo reconozco y me avergüenzo) pero aquí teneís una nueva entrega de recomendaciones musicales, aprovechando que sobre la mesa (o sobre el escritorio del ordenador) me he juntado con más de veinte discos de interés en las últimas semanas (y que desgranaré entre esta entrada y otra no dentro de mucho sobre los discos de marzo...). Dos clásicos de la música española, uno de la canción de autor (Sabina) y otro del Rock'n'roll (Yosi, de los Suaves); y dos grupos independientes ya consagrados después de más de cinco discos cada uno: LHR y BRMC. Vayamos uno a uno...

Decir Joaquín Sabina es quitarse el sombre ante uno de los mejores autores de la Historia de la música en castellano. Algunas de las mejores canciones de las últimas décadas (Princesa, Quién me ha robado el mes de Abril, 1000 días y 500 noches, Hotel, dulce hotel, Contigo... y así podría seguir hasta mañana) han salido de su calenturienta y noctámbula mente. Con estos antecedentes, como no devorar en cuanto salió "Vinagre y Rosas", su último trabajo después de un parón de más de cuatro años. Y como suele pasar con estos antecedentes, o el disco es una obra maestra o la decepción está servida en la mesa. Y el disco no es, ni de largo, una obra maestra, luego blanco y en botella... No voy a decir que sea malo, pero sí flojo. Sobre todo en lo musical, en general poco trabajadas e inspiradas, con una falta de ritmo que adolece todo el disco y que dista mucho de discos anteriores. En cuanto a las letras, sí se ve el "conocido" trabajo de Sabina detrás de ellas, aunque en esta ocasión la sensación que me queda es de haberlas oído ya, a que ha tirado del libro de fórmulas y se ha dejado la sensibilidad y el estomago habituales en las letras del genial autor jienense. Con todo esto, y para no pecar de querer cargarme a un "Dios", diré que el disco tiene momentos muy buenos como "Crisis" (puro rock'n'roll sabinero), el paseo por la inigualable Praga de "Cristales de Bohemia" o la colaboración de los Pereza en "Embustera" y "Tiramisú de limón" (ojo al inspirado momento actual de los madrileños de los que hablaré en otro momento...). Pena de que los tiempos pasados siempre fueran mejores... (5 ráspado por aquello de ser quien es sobre 10).

Joaquín Sabina: "Vinagre y rosas"
Podría ser telonero de... Leonard Cohen
Haría un buen duo con... Serrat (la gira de "Dos pájaros de un tiro" era espectacular...)
Un bar donde disfrutarlo... cualquier tasca del barrio de Lavapiés (Madrid)
Un lugar donde perderse escuchándolo... Linares-Baeza
Un festival donde verlo... alguno solidario, si no, no se prodiga ya en ninguno
Sería BSO de... alguna película de su "amiguete" Santiago Segura
Una canción recomendable... "Embustera"

Y de un clásico de la música de autor española a otros clásicos, esta vez del Rock'n'Roll nacional: Los Suaves. Después de un par de giras que iban a ser "la última" (al estilo Rolling Stones) y de un sinfín de rumores (y hechos como el abandono temporal del guitarrista Alberto Cereijo) sobre la desaparación del grupo, "Adiós, Adiós" (irónico guiño desde el título del album) supone el duodécimo disco de estudio en más de 30 años de carrera de estos incombustibles rockeros gallegos. Y si tuviera que describir con una sóla frase el disco diría "100% Suaves" porque contiene todas las características que han hecho de Yosi & Co. uno de los 4-5 mejores grupos del rock patrio en las últimas décadas. Voz rasgada de Yosi, letras sobre perdedores e historias trágicas con final triste, sólos espectaculares de Cereijo e incluso una versión de Gary Moore en honor del gran Phil Lynott ("Arde el trueno"). Por lo demás, con más fuerza que el anterior "El jardín de las delicicas" (más introvertido), pero sin ninguna novedad que echarnos a la boca. Aunque cuando alguien ha conseguido lo que han conseguido Los Suaves, ¿quién quiere que cambien? Uno de los mejores discos de la banda desde los primeros años 90s, y eso es ya mucho decir... Sólo falta ver si sobre el escenario Yosi "permite" que la calidad del disco se plasme en directo o decide seguir tirando por la borda tantos años de trabajo como en muchos de los conciertos de los últimos 2-3 años (7 sobre 10)

Los Suaves: "Adiós, adiós"
Serían un buen telonero de... Los Ramones
Harían un buen duo con... Gary Moore
Un bar donde disfrutarlos... Excalibur (Vallekas, Madrid)
Un lugar donde perderse escuchándolos... la ría de Vigo
Un festival donde verlos... Viña Rock
Sería BSO de... Isi Disi
Una canción recomendable... "Cuando los sueños se van"

Y sin abandonar del todo el rock'n'roll, aunque esta vez cruzando el charco, "Beat the Devil's Tatto" es el sexto disco de estudio de la banda de garage rock Black Rebel Motorcycle Club (BRMC). Y es un gusto observar cómo los chicos comandados por Peter Hayes siguen sonando igual de bien que hace 5 años cuando los descubrí con el magnífico "Take them on, on your own". Se trata de un grupo bastante olvidado por la prensa especializada pero que tanto en sus trabajos de estudio como en las ocasiones que he tenido para disfrutarlos en concierto siempre han demostrado no sólo una calidad fuera de toda duda, sino también una fuerza y capacidad de conexión con el público que pocos grupos atesoran. Alejados de la moda del New Rock Revolution en la que quisieron incluirlos al principio (con grupos como The Strokes) debido al sonido punk-rock y noise de sus dos primeros trabajos, han ido evolucionando en un estilo propio profundizando más en sonidos groove y psicodélicos, pero sin olvidar en ningún momento sus raíces blues y folk. En este último disco incluso se atreven con alguna reminiscencia gospel. Trabajo denso y díficil de disfrutar en las primeras escuchas, pero que va ganando con el tiempo gracias a las letras profundas y al sonido denso y circular que les ha caracterizado en sus más de diez años de carrera (8.5 sobre 10).

Black Rebel Motorcycle Club: "Beat the devil's tatto"
Serían buenos teloneros de... Jesus & Mary Chain
Harían un buen duo con... Kings of Leon
Un bar donde escucharlos... Local (León)
Un sitio donde perderse escuchándolos... la bahía de San Francisco (su ciudad natal)
Un festival donde verlos... Festival du Sudoeste (Algarve, Portugal)
Serían BSO de... "Salvajes"
Una canción recomendable... "Toll"

Y para acabar con buen sabor de boca, como casi siempre, uno de los discos más esperados por mí este año. Se trata del último trabajo de los valencianos La Habitación Roja: "Universal". Empezaré por ponerme la tirita antes de la herida. Está claro que este disco no llega a la altura de los magníficos "Radio" y, sobre todo, "Nuevos Tiempos", pero tampoco está tan mal como muchas de las críticas que he escuchado y leído en las últimas semanas. Y no está tan mal porque el pop es así, pop, intrascendente, con ganas de agradar, fácil de seguir y bailar, sin más pretensiones. Y en eso, los de la Eliana lo clavan. Vale que las letras nunca hayan sido lo suyo (salvo en algunas excepciones de los dos discos anteriormente mencionados) pero, sin embargo, a cambio tienen una facilidad asombrosa para crear verdaderos himnos generacionales que una vez escuchados es díficil de desterrar de tu cabeza. De esta forma, canciones de este último trabajo como "La noche se vuelve a encender", "Younger", "Febrero" o "Cajas tristes" se unen a otras ya clásicas como "Crónico", "La edad de oro", "Agujeros negros" o "Van a por nosotros" en mi recopilatorio de canciones favoritas. Si por algo se caracteriza este último disco es por su vitalidad y buen rollo generalizado. Las letras se mueven en torno al amor, a la felicidad y la búsqueda de nuevos horizontes, algo que les aleja de la crítica social y pesimismo del anterior "Nuevos tiempos". Con todo esto, con lo bueno y lo malo, seguimos estando ante uno de los máximos referentes del pop-rock independiente de nuestro país y los seguidores del grupo (entre los que me incluyo desde hace años) estamos de enhorabuena con este nuevo trabajo (7 sobre 10)

La Habitación Roja: "Universal"
Serían buenos teloneros de... Go Betweens
Harían un buen duo con... Brett Anderson (Suede)
Un bar donde escucharlos... Café Antzokia (Bilbao)
Un sitio donde perderse escuchándolos... los fiordos noruegos
Un festival donde verlos... BAM (Barcelona Activa Musical)
Serían BSO de... la Copa del Rey de baloncesto
Una canción recomendable... "Muertos vivientes"

Esto es todo por el momento, aunque después de más de 3 meses sin recomendaciones musicales prometo (o amenazo) con volver dentro de poco con más discos interesantes...

Un abrazo

No hay comentarios: