Las Películas de la Semana: "Que Se Mueran los Feos", "The Lovely Bones", "Amazing Grace" y "No Es Tan Fácil"

Hola amigos,

Después de un mes sin escribir de Cine aquí estoy de nuevo con otro puñado de películas para comentar y comenzar el mes de junio con fuerzas renovadas. La última comedia de moda española, un thriller de tintes fantásticos, una biográfica de época de firma inglesa, y una comedia romántica de "maduritos" a la americana completan el póker de hoy.

"No Es Tan Fácil" es la última producción de la directora estadounidense Nancy Meyers ("Holiday (Vacaciones)", "¿En qué piensan las mujeres?"). En este caso se apoya en el filón que en los últimos años han supuesto las comedias románticas protagonizados por actores de edad madura como Jack Nicholson, Meryl Streep o Diane Keaton y que la propia directora comenzó con "Cuando menos te lo esperas". Cuenta la "aventura" entre Jane (Meryl Streep), una empresaria divorciada, independiente e inteligente, cercana a los 60, y su ex-marido, Jack (Alec Baldwin), promiscuo y libertino, quien la dejó por una jovencita hace diez años. Con motivo de la graduación de su hijo y del matrimonio de una de sus hijas, la pareja comienza un romance secreto que conllevará multiples problemas a ellos y el resto de la familia, sobre todo cuando entra en escena el tercero en cuestión: un arquitecto interpretado por Steve Martin. La película, más divertida que romántica, es una inocua y sencilla (desde el planteamiento y los temas a tratar) pero entretenidísima cinta, en la que los puntos fuertes son las interpretaciones de la pareja protagonista, sobre todo un maravilloso Alec Baldwin en la faceta cómica que ha tomado desde su papel en la serie de TV "Rockefeller Plaza". Por lo demás, dialogos frescos y dinámicos, buena música de fondo (como en todas las comedias románticas, eso nunca falla) y un punto de vista casi siempre feminista hacen de esta película una buena opción para pasar un buen rato con la pareja (7 sobre 10).

"No es tan fácil":
LO MEJOR: Las escenas de sexo, cómicas y divertidas, entre la pareja protagonista. La escena del "canuto" y la fiesta del hijo. La química entre Meryl Streep y Alec Baldwin. Las escenas culinarias, últimamente de moda en el cine...
LO PEOR: El papel de Steve Martin (y sus cejas!!!), en un segundo plano claramente. Cierto sesgo femenino en el tratamiento de algunos temas, como el divorcio. El excesivo metraje de la película.
UN ACTOR: El joven John Krasinski ("Hasta que el cura nos separe")
UNA FRASE: "Ahora yo soy la otra"
UN LUGAR: La cocina de la pastelería en la escena de los croissants.
UNA CANCIÓN: "Don't do me like that" de Tom Petty & The Heartbreakers

Y si la película anterior era inocua y poco pretenciosa en su planteamiento y temática, todo lo contrario pasa con "Amazing grace", del inglés Michael Apted ("Gorilas en la niebla", "Nell", "Enigma"). Las adaptaciones históricas y biográficas del cine británico son auténtica "marca" de infalibilidad y calidad contrastada y esta última confirma nuevamente esa regla. Narra la historia de William Wilberforce, interpretado a la perfección por Ioan Gruffudd (Mr. Fantástico), un joven parlamentario británico pionero en la lucha a finales del siglo XVIII por la abolición de la esclavitud en Gran Bretaña y cuya inspiración fue John Newton (Albert Finney), un cura ex-negrero que compuso el famoso himno que da título a la película. Además de un cuidado vestuario y fotografía, la película se asienta en un trabajadísimo guión, narrado en dos tiempos (un presente en el que el protagonista aparece viejo, cansado y desilusionado y un pasado que contrasta claramente con un joven idealista y con ganas de luchar). Además, el trabajo de todo el elenco es espectacular, sobre todo la miríada de actores y actrices secundarios, tan característico del cine coral británico, destacando un montón de caras que seguro conocéis aunque no os suenen los nombres que pueda poner en esta crítica. Tema de interés, guión de interés y actores interesantes hacen de esta película una recomendable opción para conjuntar buen cine y ganas de pensar (8 sobre 10)

"Amazing grace":
LO MEJOR: El contraste entre el personaje viejo desilusionado del presente y el joven idealista pujante del pasado. Las luchas e intrigas del Parlamento, perfectamente retratadas. El trabajo coral de interpretación.
LO PEOR: La dureza de algunas escenas, por otra parte, lógica dada el tema de fondo de la película
UN ACTOR: Ciaran Hinds (el César de "Roma")
UNA FRASE: "Yo antes era ciego, y ahora veo"
UN LUGAR: Los cliffs de Dover
UNA CANCIÓN: "Amazing grace" de Chris Tomlin

Y para restar un poco de dramatismo a la situación, otro salto de género a la comedia. En este caso a la española con "Que Se Mueran los Feos", el segundo trabajo del guionista de TV Nacho García Velilla. Eliseo (Javier Cámara) es un tipo de que toca en la orquesta con sus amigos y vive con su madre en la casa del pueblo, pero cuya característica esencial es que es más feo que hecho a encargo (muy buena caracterización de Cámara). Negado para el amor, parece que la cosa cambia un poco cuando aparece en el pueblo la cuñada de Eliseo, interpretada por Carmen Machi, para hacerse cargo de la casa a la muerte de la madre de éste. La película es entretenida y divertida, aunque sin llegar al nivel del debut del director con "Fuera de carta". Se apoya en el tipo de humor que le catapultó a la fama (7 vidas o Aida) y en el carisma y comicidad de actores contrastados en la TV como Cámara o Machi, Maria Pujalte, Hugo Silva, Juan Diego... pero también en otros no tan asiduos en la comedia pero que cumplen como Ingrid Rubio o Tristán Ulloa. Interesante debut de Julián López (Muchachada Nui) en un papel hecho a medido y sacado totalmente de sus actuaciones y sketches televisivos. Aunque se apoya excesivamente en la risa fácil e incluso zafia en ocasiones, y la película carece de continuidad en muchos tramos, el espectador que vaya a pasar un buen rato no se verá frustado. Eso sí, sin más pretensiones (6 sobre 10)

"Que se mueran los feos":
LO MEJOR: Los paisajes del pirineo hoscense. El papel de algunos secundarios, como la pareja de viejas entrometidas o el de Juan Diego. La química más que probada entre la pareja protagonista. La historia entre el cura y la lesbiana. Los créditos del final, muy originales.
LO PEOR: La falta de dinamismo y continuidad en la consecución de gags. Algunos secundarios, como Kira Miró o Hugo Silva, puestos para la foto más que para otra cosa.
UN ACTOR: Juan Diego
UNA FRASE: "No me he ido, me han echado"
UN LUGAR: El Pirineo hoscense, espectaculares las imagenes y la fotografía de los alrededores del pueblo donde viven los protagonistas.
UNA CANCIÓN: La que cierra los títulos del final, de los zaragozanos Tachenko... una refrescante sorpresa viendo el tono del resto de la película... y ya cansado hasta la saciedad del "Eres tú" de Mocedades.

Y para terminar con el repaso cinematográfico de hoy una de las grandes decepciones de la temporada, tanto por el director como por la temática, así como por las esperanzas que tenía puestas en "The Lovely Bones" la última creación de Peter Jackson. Y eso a pesar de que para ella se ha apoyado en dos de las bazas que le han hecho convertirse en uno de los mejores directores de la actualidad: la adaptación al cine de novelas y el género de fantasía, como ya hizo en la triología de "El señor de los anillos". Sin embargo, la película se acerca más a su primer éxito internacional, "Criaturas celestiales", un thriller de suspenso y con un estilo narrativo que mezcla fantasía y realidad (al estilo de "Más allá de los sueños") y que juega a la perfección con las luces y las sombras. Narra la historia de una niña (interpreta a la perfección por la irlandesa Saoirse Ronan), brutalmente asesinada por su vecino, que al morir se queda atrapada en un mundo paralelo entre la Tierra y el Cielo, desde donde observa la sucesión de hechos sin poder hacer nada y desde donde comienza a darse cuenta de su propia muerte. Esta adaptación de la novela de Alice Sebold cuenta además con la interpretación de un buen puñado de actores de calidad contrastada, desde Stanley Tucci (en el papel de sucio y pervertido vecino de al lado...) a Rachel Weisz, pasando por Mark Whalberg o Susan Sarandon. Sin embargo, el resultado final es que al igual que la protagonista en la película yo me quedo a mitad de dos sitios pero sin llegar a ninguna parte, ni me intriga la parte de suspense de la película ni me atrae la parte fantástica. Una pena (5 sobre 10).

"The lovely bones" (Desde mi cielo):
LO MEJOR: La interpretación de la niña y de Stanley Tucci. El contraste entre luces y sombras. Alguna de las recreaciones del mundo fantástico, como los barcos en las botellas. El giro último.
LO PEOR: Papeles intrascendentes, como el de Susan Sarandon. La falta de continuidad en la narrativa y la falta de coherencia en muchas partes del guión.
UN ACTOR: Stanley Tucci
UNA FRASE: "Esperé la justicia, pero la justicia no llegaba"
UN LUGAR: La playa con los barcos en las botellas
UNA CANCIÓN: Como pasa con la película en general la BSO del genial Brian Eno se queda en un lugar intermedio entre una partitura electrónica y una partitura de tintes celtas.

Hasta la próxima. Un abrazo

No hay comentarios: