EN VIVO: Contempopranea 2010

Hola amigos,

Recién llegado a casa después de un fin de semana por tierras extremeñas disfrutando un año más de uno de los festivales por excelencia de la escena indie nacional: el Contempopranea. Este año, además, era el 15º Aniversario de este "pequeño-gran" festival de música que nació allá por mediados de los 90 gracias a la tenacidad y esfuerzo de Agustín Fuentes. Década y media en la que el festival ha sabido crecer (este año se componía de tres días completos) sin dejar de lado sus señas características: la conexión y complicidad entre artistas y público (en pocos festivales se puede disfrutar de un concierto al lado de los músicos y cantantes que han tocado o tocarán luego, o de una cerveza en una terraza con grupos que no tocan este año pero que no quieren perderse esta cita anual...), la buena acogida de la gente de Alburquerque (Badajoz), la presencia de las mejores bandas nacionales (aunque en los últimos años se haya también extendido a un par de grupos foráneos por edición), un ambiente maravilloso y ejemplar por parte de sus asistentes, una ubicación casi perfecta a la sombra del Castillo de Luna... Para mí el mejor festival que se desarrolla en nuestro país para los amantes de la música pop independiente.

En cuanto a lo meramente musical, por motivos personales no pudimos llegar el jueves al primer día de festival por lo que nos perdimos las actuaciones de grupos como Arizona Baby o Sidonie y, especialmente, las de los sevillanos Maga y los murcianos Klaus & Kinski (según los comentarios de algunos amigos con los que hablamos el viernes uno de los conciertos de esta edición).


Sí que llegamos el viernes con tiempo para coger nuestras pulseras sin agobios y entrar a eso de las 21 al recinto para escuchar los primeros acordes de la malagueña Anni B Sweet. Folk-pop al estilo de clásicos como Dylan o Baez, sazonado con una voz critalina y una pose tan dulce como su apellido, a través de un repertorio en el que desgranó su único disco de forma maravillosa y que supuso un fenomenal comienzo de noche. Tras ella saltaron al escenario los murcianos Second para defender su estilo a medias entre el pop electrónico y el pop más comercial que les ha llevado a ganar entre otros la final mundial de los GBOB Awards. Después llegó el turno para la dosis extranjera de este año. Esta vez en dos cápsulas seguidas. La primera, la de uno de los grupos míticos de la escena indie pop C86, The Primitives. Con la carismática Tracy a la cabeza estos ingleses cumplieron con las expectativas repasando todos sus éxitos, encabezados por el mítico "Crash", referentes de las canciones de minuto y medio. Y si Primitives ponían la experiencia, los neoyorquinos The Pains of Being Pure at Heart llegaban al Contem con la vítola de haber sido nombrados mejor grupo del año pasado por muchas de las revistas internacionales especializadas y su álbum debut homónimo como el mejor disco del 2009. Y la sucesión de trallazos de twee, fuzz-pop y power-pop con estética clásica no dejaron indiferentes a ninguo de los asistentes. Y tras el buen sabor de boca de estas dos bandas extranjeras, salió uno de los grupos de referencia del pop nacional, La Habitación Roja, para dar, en mi opinión, el mejor concierto del viernes. Los valencianos, liderados por Jorge y con la colaboración especial de Edu "Tachenko", desgranaron muchos de los éxitos de su último disco "Universal" sin olvidarse de temas míticos como "Mi habitación", "La edad de oro" o "Por tí", consiguiendo una conexión con el público que llenaba la ladera del castillo a esas horas díficil de explicar con palabras. Nuevamente confirmaron por qué llevan tanto tiempo arriba del escalafón indie nacional. Tras la confirmación de la baja por enfermedad de Joe Crepúsculo, cerró las actuaciones en directo el cuarteto barcelonés Dorian, consiguiendo con su pop electrónico defender perfectamente los temas de su tercer disco, "La ciudad subterranea", haciendo bailar al respetable y acabando de ganarse al público con alguno de sus primeros éxitos como "A cualquier otra parte". Desde la primera vez que les vi en este festival hace cuatro años han demostrado una evolución digna de alabanza tanto musical como de puesta en escena. La noche la cerraon los irreverentes y eclécticos djs Chicos Malos demostrando que el éxito del año anterior no había sido casualidad.


El sábado nos lo tomamos con algo más de calma y tras las más de ocho horas de buena música del viernes llegamos al recinto en torno a las 22 de la noche coincidiendo con la actuación de los madrileños Underwater Tea Party. Su pop psicodélico al estilo de grupos como Pink Floyd o The Flaming Lips, de factura impecable, fue caldeando el ambiente a la espera de los platos fuertes de la noche. Y el menú especial comenzó con el primer plato de los zaragozanos Tachenko. El grupo nacido de las cenizas de uno de los clásicos de nuestra música (El Niño Gusano) y liderado por Sergio Vinadé (y su eterno bigote) demostró a un público entregado un repertorio perfecto vitalista y contundente, lleno de melodías pop perfectamente construidas y cantadas alternativamente por Sergio y Sebas y un sonido cohesionado y potente. No faltó su himno "Amable" ni el guiño de la organización al pedirles a ellos que fueran los encargados de felicitar al festival por su 15º Aniversario. El segundo plato era una apuesta segura por parte de la organización: Los Planetas. El grupo indie español por excelencia (así lo demuestra el tirón de público que atrajo el sábado a Alburquerque a pesar de las críticas de los "talibanes" de la música pop) salió a escena a eso de las 00.30 dispuestos a demostrar su experiencia y calidad. Y vaya si lo hicieron. Atras han quedado los conciertos en los que Jota, Florent y Erik jugaban a la ruleta rusa con su sonido y voces, unas veces salía cara pero otras muchas salía cruz. El sonido en el escenario es absolutamente brillante, envolvente y potente, sin fisuras, acompañando a la perfección a la original voz de Jota (al que se entiende ahora mejor que hace quince años...). Desgranan el nuevo pop con tintes flamencos con el que han innovado en sus dos últimos trabajos consiguiendo un ambiente power-noise indescriptible. Si a esto le unes un cuidado juego visual de fondo y a una correcta (aunque no muy original) recolección de viejos hits (Pesadilla en el parque de atracciones, Segundo premio, Rey sombra, Un buen día...), el resultado es casi un concierto perfecto. Y digo casi porque las canciones nuevas, con un sonido perfecto, no consiguen transmitir al público como las viejas, sin embargo carentes de ese buen sonido y voz, por lo que el resultado es algo contradictorio. Y el postre, y vaya postre, lo puso Santi Balmes y su grupo Love of Lesbian. Después de que el año pasado no pudiera disfrutar de su directo en este festival debido a lo intempestivo del horario, este año había muchas ganas de verlos. Y no defraudaron. Realizaron el concierto más divertido y con una mejor conexión grupo-público de todo el fin de semana. Lejos ya de los años en los que teloneaban a The Cure y con un repertorio ya plenamente en castellano, a través de sólo 7-8 canciones demostraron su madurez y calidad musical, con unas letras emotivas, satíricas y enganchadoras que hicieron que todos los asistentes no parasemos de votar en todo momento. Impresionante el momento play-back con performance para acabar con los acordes de "Algunas plantas". Ya lo era antes pero desde ayer soy un fan de John Boy de los pies a la cabeza. La única pega quizás fuera la corta duración de su set. Y después de estos tres conciertos era díficil mantener el nivel y así sucedió. Los "internacionales" Delorean, con su house electrónico neoyorquino nacido en las playas de Zarautz no consiguieron levantar al público en ningún momento y los irreverentes Los Punsetes dejaron un espectáculo con luces y sombras en los que sus letras mordaces y divertidas perdian por la soseria en su puesta en escena.


En definitiva, un maravilloso fin de semana pop, como siempre que vamos al Contempopranea, y que coloca a este festival como cita anual ineludible para los amantes de la música independiente de nuestro país. Van quince ediciones, espero que sean muchas más... y que yo las pueda disfrutar.
Un abrazo

2 comentarios:

arito dijo...

Si quieres saber más sobre Arizona Baby visita su blog:
http://arizonababyrocks.blogspot.com/

Ander dijo...

Gracias!!! Lo haré