Quiniela de Series: "Los Pilares de la Tierra" vs "Los Tudor"

Hola amigos,

Nueva entrega televisiva. Después de un par de semanas de puro estrés (viajes, tesis doctorales, clases de Master...) vuelvo a tener algo de tiempo para contaros mis inquietudes y el ritmo de entradas volverá a su normalidad (aunque también espero que lo haga el ritmo de comentarios que últimamente me siento muy solo...) En esta ocasión nos ponemos la capa, la armadura o simplemente el sayo, cogemos el arco, las flechas y la espada y viajamos hasta las verdes praderas, los frondosos bosques y los altos castillos de la Inglaterra medieval de la mano de dos series de TV . Bueno, en realidad una serie y una miniserie: "Los Tudor", emitida en Canal+ (y actualmente en La1), y la esperadísima adaptación de "Los Pilares de la Tierra", que en España ha emitido recientemente Cuatro.

"Los Tudor (The Tudors)" es una coproducción irlandesa (que han puesto los extras y los maravillosos enclaves y paisajes) y canadiense (que han puesto la pasta) sobre el reinado del rey Enrique VIII, creada por Michael Hirst (el de Elizabeth), y con el taimado e intrigante Jonathan Rhys Meyers (Match Point) en el papel principal. De momento se han estrenado 3 temporadas en España, y el gran número de premios (varios Globos de Oro, Emmys e IFTAs, entre otros) cosechados desde el año 2007 así como las buenas audencias han hecho que se haya rodado una cuarta y última temporada este año. Uno de los puntos fuertes de esta serie es su ambientación. Tanto los decorados como el vestuario definen a la perfección la Inglaterra palaciega del siglo XVI, en la clásica línea de los británicos para realizar buen Cine de época. Igualmente, la fotografía (rodada en su totalidad en la bellísima Irlanda) es embaucadora y embriagadora. Pero por si algo destaca también es por el genial trabajo de la mayor parte de su elenco protagonista. Empezando por el juguetón, discolo y sin corazón Enrique de Rhys Meyers, acompañado por un magnífico Sam Neill (Parque Jurásico, El Piano) como el Cardenal Wolsey, y, sobre todo, por el elenco femenino, encabezado por las multipremiadas Nathalie Dormer como Ana Bolena, Sarah Bolger como María TudorMaria Doyle Kennedy como Catalina de Aragón. En definitiva, se trata de una expléndida serie histórica para los amantes de la Historia (se narran hechos fundamentales como el nacimiento de la Iglesia anglicana) pero también para los amantes del buen Cine ya que la trama es ingeniosa y captura pasajes todavía poco ahondados en otras películas sobre Enrique VIII (muchísimas, todo hay que decirlo), y la acción y el sexo hacen del seguimiento de las temporadas algo no sólo entretenido sino prácticamente inevitable (8.5 sobre 10). 


Al otro lado del cuadrílatero nos encontramos con la esperadísima versión televisiva del best-seller del británico Ken Follet, "Los Pilares de la Tierra". Muchos años se lleva hablando de esta posible adaptación cinematográfica, pero la calidad y complejidad de la obra de Follet ha hecho que no haya sido posible hasta que un gigante de la industria como Ridley Scott (el director de Alien, Blade RunnerGladiator o la última - y más que notable - versión de Robin Hood, entre otras grandes películas) haya apostado a este proyecto. Se decidió que el formato fuera de una miniserie de 8 capítulos, lo que, en mi opinión, ha sido un problema porque si bien los primeros capítulos siguen una cronología adecuada y prácticamente calcan el libro, no ocurre lo mismo en el desenlace de la serie. Seguramente un par o tres de capítulos más hubieran sido necesarios, aunque los productores que han aportado más de 40 millones de dólares igual no piensen lo mismo. En cuanto a la trama, para aquellos (pocos) que no hayan leído aún la historia, se desarrolla en la Inglaterra del siglo XII durante el reinado de Enrique II (primero de los Plantagenet. Con las luchas políticas y sociales típicas de la Edad Media de fondo, el autor inscribe una historia de amor, traición, celos, odio, amistad y cualquier otro tipo de relación humana que se nos ocurra mientras nos cuenta magistralmente cómo se construye una catedral gótica. Hay bastantes desviaciones respecto a la novela (lo típico en lo que nos fijamos en todas las adaptaciones), aunque las más graves para mi gusto son el "olvido" del viaje de Jack a tierras toledanas o la lucha de Enrique II con Thomas Becket. El desenlace (como ya he comentado anteriormente) tampoco es muy brillante. Los exteriores, rodeados en tierras austrohúngaras, son bonitos aunque no llegan a los de la serie anterior. Finalmente, en cuanto al elenco interpretativo los dos papeles principales recaen en dos actores jovenes de mucho futuro, como Eddy Redmayne en el papel de Jack, y Hayley Atwell como Aliena. Sin embargo, es en los secundarios, sobre todo masculinos, donde la calidad interpretativa es más interesante, sobre todo en el insuperable trabajo de Ian McShane como el maligno y torturado cardenal Waleran, el del inagotable Donald Sutherland como el conde de Shiring, el del cameleónico Matthew Macfadyen como el prior Phillip y el del "medieval" (por sus papeles en Macbeth, Hamlet, Enrique IV, entre otras películas de la época) Rufus Sewell como Tom Builder. A pesar de sus fallos, una magnífica adaptación y una entretenidísima serie de acción y aventuras (7.5 sobre 10).


"Los Tudor" vs "Los Pilares de la Tierra":
GUIÓN E IDEA ORIGINAL: Como guión me quedo con "Los Tudor" aunque la idea original de Follet aún me siga entusiasmando, luego 1.
DIRECCIÓN: X.
ACTOR PRINCIPAL: 1, el papel de Jonathan Rhys Meyers (nomidado a los Globos de Oro) como el mujeriego y polémico Enrique VIII de Inglaterra es redondo, creíble y absorbente.
ACTRIZ PRINCIPAL: 2, Hayley Atwell como la bella y a la vez corajuda Aliena. De hecho las secundarias de Los Tudor me gustan más que Natalie Dormer como Ana Bolena.
ACTORES SECUNDARIOS: 2, el magnífico Matthew Macfadyen como el prior Phillip, el encasillado en el mundo medieval Rufus Sewell como Tom Builder, Ian McShane como el malvado Waleran, o el breve pero intenso papel del incombustible Donald Sutherland como conde de Shiring son algunos de los secundarios con los que cuenta la adaptación televisiva de la novela de Follet.
ACTRICES SECUNDARIAS: 1, como he dicho antes las multipremiadas Maria Doyle Kennedy, como Catalina de Aragón, y Sarah Bolger, como María Tudor, hacen dos papeles realmente impresionantes.
AMOR/SEXO: 1, uno de los claros atractivos de la serie de Canal + es su contenido sexual y romántico, mientras que en la de Cuatro sólo aparece como elemento secundario.
VIOLENCIA/ACCIÓN: X.
MÚSICA/BSO: X, ambas creadas por el compositor Trevor Morris, en ambas se nota la mano del autor de la BSO de Piratas del Caribe.
FOTOGRAFÍA: 1, los paisajes irlandeses en los que está rodada la vida de Enrique VIII son de autentico lujazo.
NOTA FINAL: 8.5 vs 7.5.

En resumen, 5 unos, 3 equis y 2 doses que dan una victoria más holgada de lo que se merece para la serie sobre Enrique VIII, ya que la miniserie ambientada en la época de su segundo predecesor homónimo si no fuera por algunos fallos debidos a la brevedad en su desarrollo tendría un resultado mucho más elevado. Se trata de dos series magníficas para aquellos que nos gusta la Historia, la acción y las aventuras, con un plantel interpretativo muy bueno en ambas ocasiones y con una fotografía realmente magnífica. En definitiva, dos buenísimas opciones para sentarse delante del televisor.
Un abrazo

No hay comentarios: