Quiniela de Series: "Californication" vs "Sexo en Nueva York"

Hola amigos,

Nueva entrega de esta ya famosa quiniela televisiva. Esta vez hablaremos de amor, relaciones sentimentales, lucha de géneros, amistad... pero, sobre todo, de sexo. Porque de sexo tratan fundamentalmente las dos series de hoy. Ambas son comedias americanas de formato corto (capítulos de menos de media hora) pero entre ambas hay las suficientes divergencias como para que hagamos este juego de rivalidades con ellas. Hagamos un viaje cruzando del Atlántico al Pacífico los Estados Unidos para ver ambas.

"Californication" es una serie estadounidense producida por Tom Kapinos que, como su propio nombre indica a la perfección, gira en torno a las relaciones de pareja y al sexo. Para ello, narra las aventuras y desventuras de Hank Moody (David Duchovny), un novelista de éxito que tras mudarse de Nueva York a Los Angeles cae en una crisis existencial que le hace entrar en una vorágine de sexo, drogas y alcohol y alejarse de su mujer, Karen (Natasha McElhone) y su hija, Becca (Madeleine Martin). En esta nueva situación se apoya generalmente en su agente y mejor amigo, Charlie Rankle (Evan Handler), un maníatico compulsivo que se debate entre el amor a su mujer, Marci (Pamela Adlon) y sus extravagancias sexuales. Uno de los atracivos de esta serie es la resurrección de David Duchovny. Para los que eramos fans de "Expediente X" es una magnífica noticia ver que este actor está de vuelta después de una larga travesía por el desierto porque el papel que hace (parece que hecho a su medida ya que él está metido en la producción de la serie) es genial y su interpretación muy buena. Sus malabarismos entre un hombre con actitudes infantiles y un padre y marido responsable junto a sus líos de faldas le llevan a situaciones y escenas muy divertidas para el espectador. También es subrayable la interpretación de Handler como "sancho panza" de Moody. La tercera temporada (hasta el momento la última que han echado en España) es realmente buenísima y los enredos se vuelven cada vez más inverosímiles y graciosos cuando Moody empieza a dar clases de literatura en la universidad. Si por si todo esto no fuera suficiente, la serie cuenta con otros atractivos (dejando a un lado el continuo desfile de cuerpos masculinos y femeninos) como las continuas referencias musicales que presenta y su cuidadísima BSO, con guiños a grandes como Dylan, Nirvana, Clapton, Metallica... tanto en las conversaciones (sobre todo de la hija Becca, una amante de la música grunge y de la guitarra) como incluso en los títulos de los capítulos (muchos de ellos son títulos de canciones famosas de Pink Floyd, The Who, Nirvana...)





Y si la serie anterior es un catalogo de cuerpos al sol californiano de L.A. algo parecido (aunque de forma mucho menos explícita pero más sutil e ingeniosa) era el punto de partida de "Sexo en Nueva York" (Sex & the city en inglés). Como ocurría en el caso de "Friends" en una quiniela anterior, poco nuevo puedo decir de esta serie de culto de la cadena HBO (otra más para el sinfín de buenas series que ha producido la cadena estadounidense), basada en el best-seller del mismo nombre (recopilando columnas escritas en el New York Star) de la escritora Candace Bushnell y que ha sido llevada a la gran pantalla ya en dos ocasiones. La trama giraba en torno a las vidas y amoríos de un grupo de cuatro amigas neoyorquinas treintañeras a la par que trataba de forma colateral otros aspectos de interés de la actualidad y sociedad americana, aunque casi siempre desde el punto de vista femenino (debido a la influencia de Bushnell en el guión y al protagonismo de cuatro mujeres en los papeles principales). Aclamada por público y crítica, esta serie no sólo rompió con muchos tabués sexuales en TV, sino que además se mostró como una publicidad fantástica de la ciudad de Nueva York (sus locales, bares, restaurantes, tiendas...) y sus protagonistas se convirtieron en auténticas gurús de la moda. La protagonista principal es Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), una periodista soltera, fetichista de los zapatos y sexualmente activa que además es la voz de la serie ya que cada capítulo (que trata un tema de la columna sobre sexo que escribe Carrie para un períodico, en un claro paralelismo con el caso de Bushnell) es narrado desde sus pensamientos. El elenco principal lo completan sus tres amigas: Charlotte (Kristin Davis), una conservadora y católica corredora de arte, seguidora del amor utópico; Miranda (Cynthia Nixon), una abogada centrada en su carrera y con un punto de vista cínico sobre las relaciones y los hombres; y, finalmente, Samantha (Kim Cattrall), la más mayor del grupo, una relaciones públicas dada a la más absoluta promiscuidad. Otros dos de los puntos fuertes que han hecho de esta serie un auténtico boom del siglo XXI han sido la fotografía, resaltando los muchos y variados encantos de la ciudad de Nueva York, y el elenco de cameos famosos que han desfilado por la serie. Desde Alanis Morrisette a Jon Bon Jovi, de Hugh Hefner a Donald Trump, de Lucy Liu a Heather Graham... incluso David Moody Duchovny también salió en algún capítulo. En definitiva una sitcom de culto para los amantes de la buena televisión.





"Californication" vs "Sexo en Nueva York":
GUIÓN E IDEA ORIGINAL: Aunque "Sex & the city" fue la pionera, las ideas transgresoras de "Californication" dan un paso más en lo que se refiere a comedias sobre relaciones de pareja, 1
ACTOR PROTAGONISTA: 1, David Duchovny ha vuelto. Ya no se dedica a perseguir seres extraterrestres sino mujeres de toda clase social, edad, raza y posición.
ACTRIZ PROTAGONISTA: 2, a pesar del exotismo de Natasha McElhone, el carisma (y los modelitos) de Sarah Jessica Parker han marcado época
DIRECCIÓN: X
ACTORES SECUNDARIOS: 1, fantástico Evan Handler (que por cierto también sale habitualmente en Sexo en Nueva York como marido judío de Charlotte) en el papel de Charlie Rankle, contrapunto de Moody
ACTRICES SECUNDARIAS: 2, Kim Katrall, Cynthia Nixon y Kristin Davis son el complemento perfecto para Parker, aunque Madeline Zima (que también ha actuado en la última temporada de Heroes) en Californication ha sido todo un descubrimiento
AMOR/SEXO: 1, mucho, explícito, divertido y variado
ACCIÓN/VIOLENCIA: Ninguna de las dos comedias se caracterizan por su acción, luego X
MÚSICA/BSO: 1, no sólo tiene una BSO realmente potente (con muchos de los clásicos de la música estadounidense) sino que además contiene continuas referencias musicales tanto en muchos de los títulos de los capítulos como en la propia trama argumental
FOTOGRAFÍA: 2, Nueva York vence a Los Angeles por goleada
NOTA FINAL: 8 vs 7

En resumen, 5 unos, 2 equis y 3 doses para una victoria de "Californication", aunque habrá que ver cómo evoluciona en temporadas venideras y si aguanta el paso del tiempo tan bien como lo ha hecho "Sexo en Nueva York". La verdad es que ambas son una buena opción para divertirse y pasar un buen rato riéndose de los problemas de pareja y las relaciones sentimentales, una más irónica y otra más transgresiva, pero ambas muy divertidas.

Un abrazo

UNA DE DEPORTE: Mundobasket 2010

Hola amigos,

Se acerca el sábado 28, una de las fechas más importantes para todos los que amamos el mundo del baloncesto. Ese día da comienzo el mundial de basket en Turquía y, lo que es más importante, con España como defensora del título que consiguieran los ÑBA en Japón hace cuatro años. Por esa razón qué mejor que algunos comentarios sobre jugadores y selecciones favoritas y mis típicas (y casi siempre erróneas) predicciones sobre el campeonato.

El campeonato se presenta con dos selecciones un peldaño por encima del resto. Por un lado, la vigente campeona del Mundo y de Europa y subcampeona olímpica, España. A pesar de las bajas de Pau y Calderón (esta peor aún por lo de inesperada y a última hora que se ha presentado su lesión), el equipo de Scariolo tiene un bloque ya rodado desde hace años. Son competitivos, saben jugar los partidos clave, saben ganar campeonatos desde que eran juveniles, tienen química... y eso se nota en la cancha. Si a eso le unimos nombres como Navarro (ojo al mundial de la "bomba", sin Pau acaparando jugadas puede romper números...), Marc Gasol (otro que sin su hermano tiene que dar un paso al frente después de su explendida temporada en la NBA), Rudy, Ricky Rubio, Reyes... cualquier cosa que no sea estar en la lucha por las medallas sería un fracaso. Y en la misma situación se sitúa Estados Unidos. Obligados de por vida al oro (más aún después de los fracasos en mundiales y olimpiadas de las últimas ocasiones), los hombres dirigidos por "Coach K" no pueden optar por otra cosa que sea recuperar el trono perdido en tierras japonesas hace cuatro años. Vale que no están las grandes estrellas (Kobe, Lebron, Wade, Garnett, Bosh, Duncan...) y vale que, desde mi punto de vista, vienen faltos de juego interior (sólo el irregular Chandler como pivot nato y Lamar Odom como ala-pivot), pero un equipo de jugadores NBA siempre es un equipo a tener en cuenta sobre todo desde el punto de vista atlético y competitivo. Lo demostraron el domingo en Madrid donde Kevin Durant (para mí el hombre del futuro en la NBA por encima de los lebrones y kobes), Rose, Billups, Curry o Westbrook demostraron que serán los jugadores a seguir. Entre estos dos equipos debería estar el oro si no fuera por dos cosas. Una, esto es baloncesto, y ganar un campeonato del mundo no sólo depende de ser el mejor. Dos, si ninguno de ellos falla hasta entonces, se cruzarían en semifinales con lo que uno de ellos no podría luchar por el oro.


Por debajo de estos dos equipos yo pondría un grupo de tres selecciones que deberían estar también en la lucha por las medallas. Grecia es un fijo en las semifinales de cualquier competición en los últimos diez años y no creo que en esta ocasión tengan que dejar de hacerlo. Mantienen la columna vertebral de estos años con Diamantidis y Spanoulis por fuera y Bouroussis, Baby Shaq y Fotsis por dentro. Además, cuentan con un par de jovenes de gran futuro (como Calathes o Koufos). No son los nombres que tienen otras selecciones pero son competitivos 100%. Y si los griegos son competitivos qué decir de los serbios. Hablar de baloncesto es hablar de Serbia. Después de unos años inmersos en una necesaria restructuración y rejuvenecimiento (tras la renuncia de muchas de sus estrellas NBA), en el último europeo ya demostraron que están listos para luchar por medallas. Los Teodosic (para mí el mejor base FIBA), Krstic, Velickovic, Perovic, Tepic... deben estar en la lucha por los puestos de honor siempre que la FIBA no castigue los IMPERDONABLES sucesos del partido de preparación frente a los griegos (y sancione a jugadores implicados como Krstic o Teodosic que son la columna vertebral de los jóvenes serbios). Por último estaría Argentina. Algunos dirán que los ex-campeones olímpicos ya están viejos y que su tiempo ha pasado. Sin embargo, además de su gen competitivo, no debemos olvidar que la generación de los Scola (ojo a un posible MVP del torneo salvo que Durant o Navarro digan lo contrario), Nocioni, Oberto, Prigioni, Delfino... lleva sin bajarse del podio en las últimas cuatro competiciones internacionales de nivel.

Detrás de estas cinco favoritas vendría otro grupo de equipos de gran nivel que podrían dar la sorpresa por la calidad de sus plantillas y que hacen que ganar un mundial de baloncesto sea realmente díficil por la competencia e igualdad que plantea. Turquía juega en casa y eso es mucho decir sabiendo cómo se las gastan los turcos animando (y presionando a los arbitros). No han hecho una buena preparación pero a partir del sábado la historia será distinta y los Ilyasova, Turkoglu o Asik no querrán quedar mal delante de su gente. Brasil tiene un quinteto de calidad NBA, con Splitter, Varejao, Barbosa, Huertas y Machado. Las dudas me entran en cuanto a su profundidad de banquillo, cosa elemental en este tipo de competiciones en las que juegas todos los días. A los jugadores de Australia a lo mejor no se los conoce tanto como a otros pero siempre tienen buenos equipos sacados de algún NBA (el base Mills de los Blazers es uno de sus puntales) y muchos viejos conocidos de la ACB como Andersen, Nielsen o Maric. Lo mismo ocurre con otra selección clásica de estas competiciones: Puerto Rico, con jugadores de primer nivel como el chupón Arroyo, Santiago o Peavy. Eslovenia (con Dragic como estrella absoluta), la joven Croacia (Ukic, Tomic, Bogdanovic) o la mermada Lituania (con Kleiza como única estrella tras las bajas de Jasikevicius, Siskauskas, Ilgauskas o los Lavrinovic), aunque no tienen los equipos de otros años, siempre están ahí y a jugar al baloncesto no les va a enseñar nadie. El resto de equipos, incluidos la Francia sin Parker, la Rusia sin Kirilenko, la Alemania sin Nowitzki y la China sin Yao Ming, o las exóticas Libano, Irán, Jordania, Túnez, Angola, Costa de Marfil o Nueva Zelanda no deberían evitar que de las once selecciones anteriormente mencionadas salieran las ocho que se jueguen las medallas a partir de la semana que viene.

Espero que las imagenes de la foto de arriba se repitan y, aunque sé de lo díficil de azaña semejante, que los chicos de la ÑBA revaliden su título dentro de dos semanas. Hasta entonces os insto a que me ayudéis a comentar cómo transcurre el mundial a través de esta entrada del blog, cómo véis a España y sus jugadores, y cómo van rompiéndose todos mis propósitos.

Un abrazo

ESCAPADA: Vacaciones en Túnez

Hola amigos,

Este verano he tenido la suerte (de rebote, eso sí, porque no era el viaje inicialmente previsto, pero problemas con los vuelos y con la agencia de viajes han hecho que a última hora cambiaramos nuestra decisión...) de poder visitar un país que llevaba mucho tiempo con ganas de descubrir: Túnez. Después de un par de semanas más de relax (en León y Zarautz principalmente), y ya en casa trabajando, me ha dado tiempo para absorber y reflexionar sobre el viaje más en frío y poder contaros algo al respecto.

Vaya por delante el buen sabor de boca que traigo tanto del país como de los lugares y gentes que hemos conocido. Además, a cambio de pasar muchas horas en autobuses, de dormir poco y andar mucho, y, en definitiva, de descansar poco, hemos podido conocer una gran parte de este gran y variopinto país (como podreís ver en el mapa de abajo). Intentaré resumiros brevemente dicho viaje para daros una idea de qué podeís visitar en tierras tunecinas y, de paso, poneros los dientes largos.

Nuestra idea inicial era coger un circuito por la parte centro-meridional del país de cuatro días para luego pasar el resto de la semana descansando en un destino de playa. El primer día (en rojo en el mapa) en Túnez, y después de empezar a conocer ciertas costumbres (como las propinas y el regateo) en el aeropuerto de Túnez-Cartago, nos llevaron a Skanes. Se trata de una zona puramente turístico-playera, llena de resorts y hoteles, al sur del Golfo de Hammamet, entre las ciudades de Susa y Monastir. Allí nos hospedamos en el hotel El Mouradi Skanes Beach que, precisamente, era nuestro destino para los últimos cuatro días de viaje. Sin mucho más que resaltar, al día siguiente comenzaba puramente el circuito concertado con la agencia y en el que hemos disfrutado de muchos de los encantos que tiene Túnez para sus visitantes. El segundo día de viaje recorrimos más de 500 kms (como podeís seguir en la línea verde). Visitamos El Jem con su monumental Coliseo romano (no hay nada más en la ciudad), cuyo estado y conservación me gustaron mucho más que cuando visité el de Roma hace un par de años. De ahí, a través de inacabables campos de olivos y bordeando el Golfo de Gabes llegamos al llamado desierto de piedra, zona famosa por ser la localización de muchas escenas de la saga de la Guerra de las Galaxias (lugar de peregrinación para frikies como yo, aunque lamentablemente no llegaramos a los decorados en sí situados en Tataouine) y en la que visitamos Matmata y las casas donde los pueblos bereberes viven como si el paso de los siglos no hubiera hecho mella allí. De ahí directos a la puerta del Desierto del Sahara en Douz donde pudimos disfrutar de la puesta del sol a lomos de dromedarios y de la salida del mismo en las inmensas dunas que poblan uno de los mayores desiertos de arena del mundo. El tercer día (marrón), después de nuestro paseo en 4x4 por las dunas del Sahara, atravesamos el Lago Chott El Djerid, un auténtico desierto de sal (el tercero en dos días) digno de visitar y que nos dejó a las puertas de los oasis de Chebika (uno de los lugares más asombrosos que he visto en este viaje) y Tamerza, justo cuando comienza la cordillera del Atlas y cerca ya de la frontera argelina. Por la noche, ya en Tozeur, pudimos saborear una típica fiesta beduina sin que faltaran los típicos caballos, bailarinas del vientre, grupos de percusión... Nuestro cuarto día nos llevó en primer lugar al palmeral de Nefta, uno de los mayores del mundo, para luego volver sobre nuestros pasos (en otra auténtica machada de autobús) hasta nuestro final del circuito en Skanes, pasando por las ciudades de Gafsa y, sobre todo, Kairouan, la cuarta ciudad sagrada del mundo musulmán, donde pudimos admirar su fabulosa Mezquita, entre otras joyas arquitectónicas.

Como os he dicho antes, la idea inicial era descansar el resto de la semana en la playa. Sin embargo, ante la no muy buena imagen que nos llevamos de las playas de la zona y, sobre todo, nuestro ansia por conocer más sitios de la zona septentrional del país, nos llevó a que el resto del viaje tampoco parasemos mucho que digamos. Pudimos disfrutar desde nuestra base de operaciones en Skanes de las ciudades cercanas de Monastir (con una impresionante medina o ciudad vieja al lado de la playa en la que destacan la Mezquita, el monumento a Bourghiba o el Ribat o castillo) y de Susa (con otra interesante medina llena de zocos y mercados y rodeada por una impresionante muralla que defiende la ciudad de las olas del mar). Igualmente, otro día nos acercamos a la capital, Túnez, donde paseamos por su medina sorteando todo tipo de zocos y vendedores entre callejuelas coloridas y aromas embriagadores, por la Avenida Bourghiba rematada por la Torre de Africa y donde entramos en la única catedral cristiana que vimos en todo el viaje (la de San Vicente de Pablo). Atravesando el Lago de Túnez subimos hasta lo que queda de Cartago (uno de los sitios que más interés tenía de conocer en este viaje). Aunque la sucesión de romanos, bereberes, árabes, franceses... y todo tipo de sinrazones en la zona han hecho que no quede mucho de uno de los mayores imperios de la antigüedad, todavía se pueden saborear al menos tres sitios fundamentales: la Colina de Byrsa, desde donde se observan las mejores vistas de la capital y sus alrededores; el Teatro Romano (de la época de Adriano), y, sobre todo, las monumentales Termas de Antonino. Ya que estabamos también nos acercamos a la ibicenca ciudad turística de Sidi Bou Said, típica por sus casas y callejuelas blancoazulados.

En definitiva, una intensa semana que nos ha servido para, como podéis apreciar en el mapa de arriba, conocer la mayor parte de Túnez (aunque todavía quedarían cosas por ver, por supuesto). Pero, sobre todo, me ha permitido conocer una cultura realmente interesante, totalmente diferente a la europea; visitar lugares díficilmente de encontrar en otras partes del mundo; y conocer a gente maravillosa inolvidable (recuerdos para Vanesa y Alfredo, Ana y Carmen, Alex y Ander, Claus, Salva, Victor... y todos los que me dejo en el tintero...) que desde este momento cuentan con un amigo más en su agenda. Un placer de gente y un placer de viaje. Totalmente recomendable.
Las fotos, como siempre (y en cuanto tenga dos minutos) en la sección de fotos a la izquierda de la página. Realmente merecen la pena esta vez!!!

Un abrazo

Los Libros del Verano I: "El Pozo de la Ascensión", "La Espada del Destino", "La Sangre de los Elfos" y "En la Estación Basilisco"

Hola amigos,

Período de vacaciones, calor, días más largos, amigos, fiestas... pero sobre todo tiempo libre. Y con mucho tiempo libre, mucho tiempo para la lectura y muchas novedades sobre la mesa. Por esa razón tendré que dividir las sugerencias literarias en dos entradas en esta ocasión. La primera de ellas con mucha fantasía épica y algo de ciencia ficción en cuatro novelas pertenecientes a tres de las sagas con más tirón de los últimos años.

"El Pozo de la Ascensión" es la segunda entrega de la trilogía "Nacidos de la Bruma" de Brandon Sanderson. Tras "El Imperio Final" (comentado en este blog ya), uno de los autores de fantasía del momento (después de haber sido elegido para concluir La Rueda del Tiempo del fallecido Robert Jordan) recupera un año después del a Vin y al resto de la banda de Kelsier. Elend Venture ha sido proclamado rey de Luthadel con su particular visión de la justicia y la igualdad mientras que el Imperio se ve inmerso en una lucha por el poder. Mientras el ferruquimista Sazed realiza un descubrimiento que podría cambiar para siempre la filosofía y la historia del Imperio. Esta segunda parte no llega al nivel de calidad literaria de la primera aunque sí que mantiene los niveles de entretenimiento y diversión. Adolece de cierta lentitud al principio donde la trama se ve enredada en temas políticos y sentimentales y las luchas entre alománticos ya no sorprenden como en el primer libro. Además, el pesonaje de Elend no tiene el carisma e interés que tenía Kelsier en la primera parte y el resto de personajes de la banda (como Brisa o Ham) pasan prácticamente desaparecidos en esta entrega. Sin embargo el ritmo y la emoción van ganando conforme avanza la trama del libro y los héroes intentan construir un imperio después del derrocamiento del tirano. Otro de los intereses de esta segunda entrega se encuentra en la aparición de nuevos e interesantes personajes como el kandra OreSeur, el nacido de las brumas Zane o la ferruquimista Twindyl. Libro (y saga) de obligada lectura para los amantes de la ciencia ficción y la fantasía aunque el resultado final sea ligeramente decepcionante (6 sobre 10).

GÉNERO: Ciencia ficción con tintes de fantasía épica
UN PERSONAJE: El kandra OreSeur
TE GUSTARÁ SI TE GUSTARON... La primera entrega de la saga, La Rueda del Tiempo de Robert Jordan, los libros de Orson Scott Card...

Y de una de las sagas del momento a otra, la de las aventuras del brujo Geralt de Rivia del genial autor polaco Andrzej Sapkowski. En "La Espada del Destino", la continuación de la saga tras la esperanzadora "El Último Deseo", nos reencontramos con Geralt en una serie de relatos cortos (al estilo del primer libro) entrelazados que narran diferentes aventuras del brujo desde la caza de uno de los últimos dragones al romance de una sirena con el heredero al trono, a través de los cuales Geralt se reencuentra con alguno de los personajes habituales de sus correrías como la hechicera Jennefer o el bardo Jaskier además de con un sinfin de personajes fantásticos creando una novela divertida, entretenida y con una notable calidad literaria. Destacan los dialogos ingeniosos así como la conjunción de la litaratura fantástica heróica más clásica con el estilo más contemporáneo, sin olvidarse de la emotividad y sus raíces eslavas. En la tercera entrega de la saga, "La Sangre de los Elfos", Sapkowski abandona los relatos cortos para escribir una novela en la que el brujo mutante Geralt comparte protagonismo con la joven Ciri, heredera del trono de Cintra (y a la que el brujo conoció en uno de los relatos de la segunda entrega de la saga) y de una serie de poderes especiales que la convierten en una poderosa "fuente" de habilidades mágicas. En el camino hacía el aprendizaje y la educación de la joven ayudarán al brujo algunos de sus compañeros en Kaer Morhen, pero sobre todo las hechiceras Triss Merigold y Jennefer, con las que Geralt mantiene un pasado común de lo más interesante. Sin embargo, la importancia de la joven Ciri para muchas personas y países es tan alta que no cejaran en su búsqueda durante toda la trama de la novela. Nueva prueba de que estamos ante uno de los mejores escritores de fantasía de la actualidad en un estilo propio mezcla de la más clásica tradición clásica con un apasionamiento e ingenio particulares que hace que sus libros puedan atraer tanto a seguidores de la fantasía más "edulcorada" como a los más ácidos e irónicos. Fácil y entretenidísima lectura que te deja con ganas de saber cómo sigue esta historia en siguientes entregas de la saga (7 sobre 10)

GÉNERO: Fantasía
UN PERSONAJE: Triss Merigold
TE GUSTARÁ SI TE GUSTARON... Otras novelas de Sapkowski como "Narrenturm", los clásicos de la literatura fantástica como Tolkien o Chandler, los cuentos infantiles y personajes de Disney...

Y para finalizar con esta primera entrega de los libros que me he leído este ve
rano vamos con "En la Estación Basilisco" del estadounidense David Weber. Se trata de la primera entrega sobre las aventuras de la comandante Honor Harrington, una de las sagas de ciencia ficción que más va a dar que hablar en los próximos meses. En esta novela épica espacial da vida al personaje principal de Honor, una carismática genio militar del futuro que, a pesar de unos brillantes resultados en su preparación, cuando se encuentra al mando de su primera nave estelar no consigue hacer valer su armamento experimental y nuevas teorías estratégicas, por lo que se ve exiliada a la estación espacial Basilisco. En ese olvidado y remoto lugar del espacio, Honor, con la ayuda de su tripulación tendrá que hacer frente a una intrincada y díficil conspiración a la vez que consigue ganarse la confianza y lealtad de sus subordinados en su primer emplazamiento como comandante. Uno de los personajes del momento (la saga ya tiene millones de seguidores en todo el mundo) y uno de los escritores del futuro. Una divertida y emocionante sucesión de batallas y aventuras espaciales para los amantes de la ciencia ficción militar al más puro estilo de la Guerra de las Galaxias o Starship Troopers que vuelve a colocar a este género literario en lo más alto de las listas de ventas. Cuando se consigue hacerse con el intrincado vocabulario militar y se profundiza en los personajes que nos presenta Weber, uno no puede dejar de leer... como no me ocurría desde que descubrí las aventuras de Miles Vorkosigan de Lois McMaster Bujold hace años (8 sobre 10)

GÉNERO: Cienca ficción épica, space opera
UN PERSONAJE: Honor Harrington
TE GUSTARÁ SI TE GUSTÓ... La saga sobre Miles Vorkosigan de Bujold, las novelas de Star Wars, la estrategia militar...

Un abrazo

Las Películas de Julio (II): "Mal Día para Pescar", "Soul Kitchen", "An Education" y más...

Hola amigos,

Segunda entrega consecutiva sobre Cine para acabar con las películas más interesantes que he visto en el último mes. Esta vez con tres cintas más que interesantes, todas ellas alejadas del circuito más comercial, que nos dejan buenos ejemplos de la calidad del cine independiente que se realiza en Europa y Sudamérica.

Empecemos con "Soul Kitchen", la última creación del director aleman de origen turco Fatih Akin. En esta ocasión abandona el fondo dramático con el que triunfó en sus dos primeras películas ("Contra la pared" y "Al otro lado") para crear una comedia ligera con tintes musicales. Ambientada en la zona obrera-industrial de Hamburgo, cuenta la historia de Zinos (Adam Bousdoukos), el propietario de un pequeño restaurante que se enfrenta a la disyuntiva de vender su negocio cuando su novia, Nadine (Anna Bederke), se marcha a trabajar a Shanghai. Las complicaciones aumentan cuando su hermano Illias (Moritz Bleibtrau) sale de la cárcel en régimen abierto, contrata a un chef medio loco con pretensiones de alta cocina, se reencuentra con un antiguo compañero de colegio que se dedica a negocios especulativos en la actualidad, y Hacienda empieza a acosarle. A partir de esta sencilla idea, y condimentada con una espectacular BSO basada en sonidos soul (como su nombre indica) y funky, Akin consigue una ingeniosa, divertida y entretenida película donde en ningún momento falta ritmo y emotividad. La sucesión de escenas tragicómicas y la galeria de personajes que se van suciendo (aunque el tratamiento de dichos personajes sea superficial en muchos momentos) le dota a la película de una simpatía que le acerca al espectador. Nueva muestra de la inteligencia del director ante las cámaras, demostrando que no sólo con el drama y el dolor se defiende. Aunque no llegue a los límites de calidad de su début con "Contra la pared", se trata de una película más que interesante para los amantes de las comedias inteligentes (7 sobre 10).

"Soul kitchen":
LO MEJOR: El chef y sus extravagancias. La escena del robo en la empresa del especulador y todo lo que tiene que ver con la dolencia del protagonista. La escena del club de baile. La espectacular BSO. El juego de palabras del título con la música, la cocina y el alma. La sencillez de la idea, tratada y converida con ingenio en hora y media con ritmo y entretenimiento.
LO PEOR: La superficialidad en la descripción de algunos personajes (como Anna, la masajista).
UN ACTOR: Moritz Bleibtrau
UNA FRASE: "¿Te gusta la música? Que sería del mundo sin música..."
UN LUGAR: El puerto de Hamburgo (Alemania)
UNA CANCIÓN: "Get the money" de Mongo Santamaria.

Y si interesante era la película anterior, más aún es el début del cortometrista uruguayo Alvaro Brechner en el largo. "Mal Día para Pescar" fue una de las sorpresas independientes del año pasado y lo fue por méritos propios. Se trata de una adaptación de un cuento del genial Juan Carlos Onetti ("Jacob y el otro") en el que se sigue a una extraña pareja de perdedores, el Principe Orsini (Gary Piquer), un charlatan que se gana la vida exhibiendo a un antiguo campeón de lucha libre en decadencia, Jacob (Jouko Ahola), durante una gira por los pueblos de Uruguay. Se nota la escuela de cortometrista del director ya que consigue darle a una historia breve un empaque y una enjundia meritorios. También destaca la dirección artística de la película ya que todos los personajes, desde la pareja protagonista hasta toda la retaila de secundarios (originales e interesantes todos ellos), están perfectamente diseccionados demostrando una originalidad y detallismo dignos de mención. Se trata de una tragicomedia a medias entre el western y el cine negro en el que se suceden continuamente giros inesperados en la trama hasta su inesperado desenlace, lo que hace que el ritmo de la película no decaiga en ningún momento. Destaca el contraste entre los dos personajes principales, entre la picaresca e inteligencia de Orsini y la fuerza y simpleza de Jacob, así como la fuerza y ansías de supervivencia de Adriana (otro de los personajes importantes de la trama, interpretado genialmente por Antonella Costa). Otro de los aspectos positivos es la calidad visual y musical de la película, con la base típica del cine sudaméricano de barriadas marginales y decorados sencillos, el director consigue describir perfectamente la imagen de decadencia e infortunio que quiere transmitir, a la vez que aporta emotividad hacia el espectador. Realmente recomendable (8 sobre 10)

"Mal día para pescar":
LO MEJOR: La fiel translacción del cuento de Onetti a la pantalla. Algunas escenas como las de los bailes en el salón o el combate final. La caracterización de todos los personajes. Los continuos cambios y giros argumentales.
LO PEOR: Los momentos en los que los protagonistas hablan en alemán.
UN ACTOR: Genial un secundario habitual en su primer gran papel, Gary Piquer.
UNA FRASE: "A rio revuelto, ganancia de pescadores"
UN LUGAR: El ambiente primitivo y rural del Teatro Apolo donde hace el campeón sus exhibiciones
UNA CANCIÓN: "Lily Marlen" de Hans Leip.

Y para terminar con este trío de grandes películas, "An Education", la primera película rodada en inglés de la directora danesa Lone Scherfig (cuyas dos primeras películas, "Italiano para principiantes" y "Wilbur se quiere suicidar" son dos de las mejores películas europeas de las últimas décadas). Se trata de una tragicomedia con tintes románticos que cuenta la historia de Annie (magistralmente interpretada por la prometedora Carey Mulligan), una adolescente inteligente y talentosa que vive limitada por su entorno y cuya vida da un giro de 180 grados cuando conoce casualmente a David (Peter Sarsgaard), un hombre mayor enigmático y fascinante que la introduce en un mundo sofisticado de arte, conciertos de jazz, restaurantes de lujo, viajes románticos... pero que choca frontalmente con el futuro cuadriculado que tenían los padres de Annie para ella en Oxford. Se nota la unión de genialidades entre la dirección artística de la directora y el genial guión de Nick Hornby ("Alta fidelidad", "Un niño grande") para dar lugar a esta especie de fábula sobre las diferencias entre la educación formal clásica (identificada en Annie y su entorno) y el saber de la "universidad de la vida" (identificado en David y sus amigos). En aparencia sencilla y frívola, la película esconde una profunda reflexión sobre las diferencias entre una vida gris y vulgar y una vida entregada, entre el éxito y el fracaso, entre el amor y la obnubilación, entre la diversión y la responsabilidad... y sobre los prejuicios y dónde anidan dichos prejuicios. En resumen, una película entretenida de gran calidad donde destaca el trabajo de su protagonista Carey Mulligan (nominada al Oscar este año) (8 sobre 10)

"An education":
LO MEJOR: La ambientación de la Inglaterra de los años 60. El guión de Hornby. El trabajo artístico del duo protagonista, así como de secundarios de lujo como Alfred Molina o Emma Thompson. La fuerza y coraje de la protagonista, capaz de cuestionarse su entorno y de seguir hacía adelante a una edad en la que no es norma general.
LO PEOR: La rápidez en el desenlace, por otra parte previsible desde mucho antes.
UNA ACTRIZ: Carey Mulligan, con ese aire a Audrey Hepburn durante toda la película.
UNA FRASE: "La acción forma el carácter. Si no hicieramos nada, no seriamos nadie"
UN LUGAR: Las escaleras del parque de Montmartre (París) y el patio del rectorado de la Universidad de Oxford
UNA CANCIÓN: "J'ai deux amours" de Madeleine Peyroux
En definitiva otras tres muy buenas películas, como las tres de la última entrada, que conforman una original, diferente y entretenida opción para pasar las pocas noches que van quedando ya de vacaciones. Y para que veais que no sólo veo buenas películas sino que también me trago bodríos que mejor no haber visto, aquí os dejo también mi opinión sobre la española "Tensión Sexual No Resuelta" de Miguel Angel Lamata ("Isi Disi, alto voltaje"). Se trata (lamentablemente por la generalización que de dicho concepto se tiene en general) de la típica comedia española (en su más denigrante conceptualización) sin guión ninguno ni actuaciones interpretativas que destacar y cuyo resultado final no salva siquiera el atractivo de su elenco femenino (Amaia Salamanca, Pilar Rubio, Norma Ruíz...). Solo destacaria los cinco minutos de Joaquín Reyes en la película. En definitiva, un buen contraste con la calidad de las 6 películas que os he recomendado en los últimos días.

Un abrazo

Las Películas de Julio (I): "Up in the Air", "The Road (La Carretera)", "Las Viudas de los Jueves" y más

Hola amigos,

Después de unas merecidas e interesantes vacaciones por Túnez (de las que hablaré tranquilamente en próximas entradas...) vuelvo a ponerme delante del ordenador para hablaros de ocio, como siempre, de una forma entretenida y diferente. Empezaremos por algunas de las películas que en el último mes he podido disfrutar. Han sido muchas por lo que tendré que dividir los comentarios en varias entradas. Para empezar una película argentina con algunos de los rostros más conocidos de aquel país, una adaptación de un clásico de la ciencia ficción a la gran pantalla y la última película de la "gran promesa" americana Jason Reitman.

Y qué mejor forma de empezar que con cine del bueno, de altura, inolvidable. "The Road (La Carretera)" de John Hillcoat (su segunda película tras su fenomenal estreno con el western "La propuesta") es una película sencilla pero llena de matices, al estilo del cine de autores como los Hnos. Coen o Wim Wenders, que consigue a través de una impactante puesta en escena y un guión más que cuidado hablar de algunos de los temas más profundos y universales del ser humano. Espectacular adaptación de la novela de Cormac McCarthy ganadora del Premio Pullitzer en 2007. Si los mimbres eran ya buenos, Hillcoat consigue no sólo mantener el buen nivel, sino trasladar perfectamente a imagenes el ambiente opresivo y gris de la novela de McCarthy, la angustia de los personajes y la búsqueda de un final que no llegan a vislumbrar. Un cataclismo ha arrasado el planeta, un padre y su hijo emprenden un viaje en busca del mar. A partir de esta idea, esta original road movie nos habla de la relación paterno-filial, del miedo, de la soledad, de la angustia, del ansia por la supervivencia, de la lucha entre el bien y el mal, de la moral ante el peligro y, sobre todo, de cómo reaccionariamos ante situaciones límites. En cuanto al elenco, magistrales tanto el experimentado Viggo "Aragorn" Mortensen como el novel chico Kodi Smit-McPhee, además de contar con un grupo de excelentes secundarios de lujo como los oscarizados Robert Duvall o Charlize Theron, o Guy Pearce con apenas unos pocos minutos en pantalla. Una de las raras excepciones a la regla de que la película siempre es peor que la novela, o al menos un caso donde la calidad de la película está al nivel del libro (8,5 sobre 10).

"The road (la carretera)":
LO MEJOR: La atmósfera perfectamente recreada por el español Javier Aguirresarobe, de color gris, retratando la ceniza y la muerte, el miedo y la soledad. La música del genial Nick Cave y Warren Ellis, junto a la fotografía, consigue situar horrible e irremediablemente al espectador en la soledad y el terror de los protagonistas. La moraleja de la película. A pesar de los pesares, la película es una película sobre el amor y el optimismo.
LO PEOR: La desidia con la que ha pasado esta película por las salas españolas...
UN ACTOR: Viggo Mortensen
UNA FRASE: "Si fuera Dios habría creado este mismo mundo, no uno diferente"
UN LUGAR: El refugio subterráneo que se encuentran los protagonistas en su viaje
UNA CANCIÓN: Cualquiera de la espectacular BSO de Nick Cave

Después de la adaptación de un clásico moderno de la ciencia ficción a otra adaptación, esta vez de la novela negra de Claudia Piñeiro "Las Viudas de los Jueves". La séptima película del argentino Marcelo Piñeyro (tras éxitos como "El método", "Plata quemada" o "Kamchatka") es un thriller ambientado en un lujoso residencial ("country" como llaman ellos) de la Argentina de principios de siglo (poco antes del "corralito") y que intenta retratar la alta burguesía de dicho país. Al estilo de la mexicana "La Zona", Piñeyro contrasta la seguridad y riqueza de estos barrios con la realidad social y cultural a sus afueras. Y lo hace utilizando la técnica del flash-back ya que la película comienza con la muerte de tres hombres en una piscina y a partir de ahí se desarrollan las historias detrás de dichos personajes. Aunque la película presenta muchos altibajos, destacan dos aspectos. Por un lado, la crítica ácida de la sociedad materialista que arrastró a un país como Argentina a una de las mayores crisis económicas que se han vivido en las últimas décadas. Y por otro el elenco masculino con cuatro de los mejores actores argentinos del momento: Juan Diego Botto, Ernesto Alterio, Pablo Echarri y Leonardo Sbaraglia. Interesante película argentina que ha llegado a nuestras pantallas de la mano de la buena fama de sus actores y director y que, aunque lejos de la calidad de otras cintas de ese país, tiene algunos aspectos que hacen interesante su visión (6 sobre 10)

"Las viudas de los jueves":
LO MEJOR: El reparto coral masculino. La ácidez y nihilismo del personaje interpretado por Sbaraglia. La invitación al espectador a que saque sus propias conclusiones sobre la relación entre crisis social y económica dentro de un thriller de suspense. La BSO del español Roque Baños.
LO PEOR: La falta de profundidad en la descripción de los personajes. El reparto femenino está muy lejos de sus parteneires masculinos.
UN ACTOR: Juan Diego Botto
UNA FRASE: "Pero una noche la rutina se rompe y ese hecho permite descubrir el lado oscuro de una vida perfecta"
UN LUGAR: El "country"

La tercera película del día de hoy es la tercera y última genial invención de Jason Reitman ("Juno" y "Gracias por fumar", ambas comentadas en este blog). Con sólo tres films, este joven canadiense se ha colado en el olimpo de los directores del momento con una carrera ascendente con la que demuestra que no fue casualidad el éxito de sus primeros rodajes. Y lo ha hecho con un estilo propio, basado en la tragicomedia, y con el que consigue hablar de temas social y culturalmente importantes y profundos a través de un guión cuidado, unos personajes definidos y ocurrantes, un reparto siempre adecuado y un humor ácido y fresco que hace que la visión de sus películas siempre sea un placer para los amantes del buen Cine. En "Up in the Air" Reitman cuenta la historia de Ryan Bingham (un genial George Clooney), un carismático trabajador de una empresa especializada en recortes financieros y cuyo trabajo es despedir a gente (un papel muy cercano al de Aaron Eckhart en el début de Reitman con "Gracias por fumar"). El trabajo de Ryan le ha llevado a vivir prácticamente una existencia subido a un avión, sólo y sin apenas contacto afectivo alguno. Esta situación cambiará cuando la empresa contrate a la joven Natalie (un papel que borda la joven e interesante Anna Kendrick) para modernizar los procedimientos de la empresa; y cuando Ryan se cruce en uno de sus múltiples vuelos con su alter ego femenino, Alex, interpretado por la espectacular (y semidesconocida) Vera Farmiga. Los dialogos son brillantes y la película es una consecución de escenas de gran altura (perdón por el chiste), sobre todo durante la primera hora de la película. Los actores están elegidos con una precisión digna de mención, todos ellos bordan su trabajo y la química entre ellos es esencial para mantener el ritmo de la película. Como curiosidad respecto a los actores, el director cuenta en esta tercera película con dos de sus actores fetiche, Jason Bateman y J.K. Simmons. "Up in the air" arranca risas al espectador a la par que le hace pensar sobre la necesidad de afecto y cariño, las relaciones humanas en las sociedades modernas de consumo, la paradoja entre la falta de comunicación en un mundo lleno de avances en las comunicaciones,... e incluso sobre la crisis financiera y económica que ha atacado a la economía estadounidense en los últimos dos años. En definitiva, otra película para guardar en la colección privada de cualquier amante del buen cine (9 sobre 10)

"Up in the air":
LO MEJOR: El guión. En concreto, algunas escenas como la de la conversación sobre las tarjetas de crédito, la del embarcadero entre Natalie y Ryan, o las conversaciones entre Ryan y las personas a las que va a despedir. El descubrimiento de dos actrices como Vera Farmiga y Anna Kendrick. Los planos aéreos de las ciudades a las que van llegando.
LO PEOR: El cambio de ritmo en la última media hora. La falta de aprobación de la película en los grandes premios del año pasado (para mí muy por encima de películas como En Tierra Hostil o Avatar)
UNA ACTRIZ: Vera Farmiga
UNA FRASE: "Cualquiera que haya construido un imperio o cambiado el mundo estuvieron en tu lugar (a punto de ser despedidos). Y por esa razón estás tú ahora ahí" (una irónica forma de despedir a un trabajador, ¿no?)
UN LUGAR: El puerto deportivo de Miami y los bosques alrededor de Milwakee
UNA CANCIÓN: "Angel in the snow" the Elliot Smith.

En definitiva, una buenísima película para cerrar esta entrada sobre Cine que había empezado con otra buenísima película. Entre medias una interesante producción argentina para completar una buena semana de Cine. Para la siguiente entrada me reservo comentarios sobre otro par de películas europeas más que interesantes (la inglesa "An Education" y la alemana "Soul Kitchen") y una de las sorpresas iberoamericanas del último año ("Mal día para pescar"). Fuera de carta se van a quedar otras películas que he visionado en el último mes como la interesante "Historias de San Valentín" (en la línea de las películas corales multiargumentales con trasfondo romántico de los últimos años, como "New York, I love you" o "Paris, Je T'aime") o la decepcionante "Nine" de Ron Howard, donde sólo se salva el desfile de "guapas" femeninas que alegra la vista al espectador (Kate Hudson, Marion Cotillard, Penélope Cruz, Nicole Kidman...) y el homenaje implícito al cine italiano de los años 50 y cuyo resultado final queda lejos de otros musicales de éxito del director como "Chicago".

Un abrazo y hasta pronto