ESCAPADA: Por Tierras Escocesas II: Midlands, Highlands y Skye

Hola amigos,

Después de tres días maravillosos en Edimburgo, cogimos las maletas dirección norte (ver el mapa con el itinerario) para recorrer las tierras medias y altas escocesas y llegar hasta las islas del Atlántico Norte. En el primer día de trayecto (en naranja), después de pasar el fiordo de Forth al lado del famoso puente de ménsula para ferrocarril de Forth Bridge, seguimos hacia Perth para llegar al mediodía a la localidad de Pitlochry. Allí pudimos visitar la destilería de whisky más pequeña y antigua de toda Escocia (Edradour). Por la tarde, atravesamos el paisaje lunático de los Montes Carpianos hasta llegar al atardecer a la capital del norte, Inverness (no confundir con el reino de Invernalia ahora que el mundo de R.R.Martin está tan de moda...) a orillas del Estuario de Mornay

Desde allí partimos en nuestro segundo día (en violeta) hacía el Lago Ness, donde no pudimos conversar con el famoso monstruo Nessie, aunque sí disfrutar de las maravillosas vistas de su entorno y de las ruinas del Castillo de Urquhart. Desde allí, por uno de los paisajes más bonitas de toda Escocia, hacia el desfiladero de Shield Bridge y las Cinco Hermanas, sin abandonar ya en ningún momento la mezcla de agua y montaña, hasta el Lago Duich y su imponente Castillo de Eilean Donan (donde se rodó la película de los Inmortales). Atravesamos las aguas del Atlántico para llegar a la bellísima isla de Skye, donde visitamos algunos de sus cliffs y acantilados más famosos (como el Kilt Rock), además de comer en el pueblo pesquero de Portree, y de viajar por las cercanías de las majestuosas montañas Cuillin.

Tras hacer noche en la localidad de Kyleakin (al lado de las ruinas del Castillo de Maol) y de cruzar en barco el estrecho de Minch hacia el puerto de Mallaig (donde en su entorno y gracias al buen tiempo pudimos disfrutar de las vistas de sus maravillosas Silversands o playas plateadas), en el tercer día (en verde) de tour nos adentramos en el auténtico mundo de Rob Roy y las Highlands escocesas, cuna de las históricas luchas entre clanes y batallas contra los ingleses y vikingos. Después de hacer parada en Glenfinnan donde comenzó la revolución jacobina y desde donde se aprecia el viaducto del mismo nombre, llegamos a Fort William, en las faldas del Ben Nevis, el monte más alto de las islas británicas. Tras visitar el majestuoso entorno del desfiladero de Glencoe, hicimos noche en la capital costera de Oban.

Desde allí, en el cuarto y último día (en azul claro) rodeamos el Lago Awe hasta llegar al Castillo de Kilchurn y la localidad de Inveraray. Posteriormente, el Parque Natural de Trossachs y el Lago Lomond, el más grande de Escocia, hasta llegar a la ciudad de Stirling, donde desde su famoso Castillo se puede observar el monumento a William Wallace, el héroe escocés llevado a la gran pantalla en Braveheart y que luchó contra los ingleses.



En definitiva, más de una semana rodeado de lagos, castillos, ruinas celtas, buena cerveza, buen whisky, condimentados con un inmejorable tiempo (cosa rara por tierras escocesas) y buena compañia que han hecho de estos días una forma inigualable de volver con fuerzas al trabajo.

Un abrazo

No hay comentarios: