EN VIVO: Festival Castañas y Buñuelos

Hola amigos,

Aprovechando la vispera de la festividad de la Almudena de hoy, anoche se celebró en La Riviera de Madrid el I Festival Castañas y Buñuelos. Una buena oportunidad para degustar buena música indie a un precio razonable. Sin embargo, el evento distó mucho de la publicitada bervena anunciada en los medios en los días anteriores, a pesar de lo bueno que estaban los buñuelos que se pasaron durante los conciertos, con lo que realmente lo que quedó fueron cuatro conciertos y dos sesiones que creo que hicieron las delicias del público que nos acercamos a la zona de Madrid Rio anoche.

La noche comenzó con los conciertos de You Don't Know Me y La Estrella de David (el supergrupo formado por Joe Crepúsculo y componentes de La Bien Querida o Beef) a los que no llegamos nosotros y la mayoría del público. Sin embargo, sí que estaba llena la sala para recibir a los catalanes Manel. Había muchas ganas de verlos en directo después del rotundo éxito de crítica (recientemente han ganado el premio Ojo Critico de música moderna) y ventas que han tenido con sólo dos discos y del enorme mérito que tiene el llegar a públicos tan variados cantando en catalán. Y la hora y cuarto de concierto no defraudó a nadie de los que allí estabamos. Sonaron increiblemente bien, incluso cuando al cuarteto se les unió un grupo de metales de seis músicos, Arnau estuvo divertido en sus comentarios y el espectáculo puso sobre el escenario los mejores valores de la banda: su calidad como músicos y la capacidad de emocionar a través de historias sencillas y cotidianas. Un gustazo de actuación que me deja con ganas de ver qué son capaces de hacer en un set completo.

Después del inmejorable sabor de boca de los catalanes, Nacho Vegas demostró en hora y media de concierto por qué unos le aman y otros le odian. La calidad musical de los cuatro músicos (bajo, piano, guitarra y bateria) que le acompañan en la gira de presentación de su último disco, La Zona Sucia, está fuera de toda duda y ayer volvieron a demostrarlo. Sin embargo, la calidad de la voz del asturiano dejó bastante que desear en algunos momentos y la elección del set de canciones estuvo lejos de ir acorde con el evento ya que se centró en desgranar canciones de dicho disco (incluso alguna adelanto del próximo a salir en breve) dejando sin tocar himnos suyos. Esto hizo que la comunión con el público estuviera lejos de la que habíamos vivido en el concierto de Manel.

Después de los conciertos vino el turno de las sesiones. La primera estaba anunciada como Planetas Dj, aunque fue únicamente Jota el que durante casi dos horas, soltó un set list de canciones bastante desconocidas en general pero de una calidad indiscutible. Sin embargo, no fue hasta que pinchó clásicos (The Cure, Stone Roses, New Order...) sobre todo nacionales (La Casa Azul, Triángulo de Amor Bizarro, La Buena Vida...) cuando el público se volcó con el granadino. Y aunque la sensación que dejó era que había podido pinchar canciones más "populistas" dicha sensación se olvidó cuando salieron al escenario los Zombie Kids. Nadie puede quitarles a este duo hispanoturco su rotundo éxito en los últimos tiempos, por lo que también eran uno de los alicientes claros del festival de anoche. Sin embargo, la música que descargaron fue, en mi opinión, demasiado alejada del resto de propuestas del festival y de los gustos de los asistentes, más cercana al bakalao y al techno que a la electrónica o el rock alternativo que habían mezclado en otros eventos. Esto no quita para que los que todavía tenían ganas de bailar más allá de las dos de la mañana (y que habían cambiado radicalmente con respecto a los que estaban a las nueve viendo a Manel, salvo algunos irreductibles como nosotros) no pararan de hacerlo durante toda la sesión.

En definitiva, una buena idea con momentos más que interesantes y alguna que otra cosa a mejorar (como el lugar del festival) de cara a futuras reediciones.

No hay comentarios: